REMODELE SU HOGAR.

CUESTIÓN DE GUSTOS Y TRADICIONES

En ocasiones una familia tiene los medios para adquirir una vivienda nueva, pero prefiere regenerarla anterior porque ya han echado raíces en el lugar y los sentimientos de pertenencia son más importantes que estrenar residencia. Hay también aquellas personas que lohacen por vocación. Recorren las ciudades buscando oportunidades, casas y edificios con historia o con posibilidades de ser restauradas. Las remodelan para posteriormente habitarlas, rentarlas, hipotecarlas o revenderlas. La apuesta en un bien raíz representa una gran solidez y en tiempos como el actual no se vislumbran muchos negocios que ofrezcan un retorno similar sobre la inversión.

Mucha gente le tiene temor al hecho de remodelar una casa. En realidad si el proceso se lleva a cabo con la adecuada asesoría, puede resultar en un gran negocio. Los buenos diseñadores las lo gran convertir en verdaderas obras de arte. Hoy por hoy las bajas tasas de interés bancario  y el creciente ritmo en el otorgamiento de créditos hipotecarios por parte de las instituciones del ramo, propician un crecimiento acelerado en la edificación de conjuntos habitacionales de todos los niveles. Lo anterior es un hito en las condiciones del mercado, máxime

si se compara con el freno generado en la construcción, por las condiciones imperantes en la segunda mitad de los años noventa, que provocó una nueva forma de hacer negocio en esta industria.

 LA REGENERACIÓN Y RESTAURACIÓN DE LAS VIVIENDAS.

Cuando alguien adquiere una casa que ha sido habitada con anterioridad, generalmente tiene necesidades diferentes a los antiguos propietarios y es necesario realizar cambios para adaptarla a los nuevos requerimientos. Lo pertinente como en cualquier otra expresión individual y social, es consultar con los especialistas: interioristas, decoradores y arquitectos, a quienes su profesión facilita comprender el ritmo y las prioridades cuando se inicia el proceso de remodelación. A veces se piensa de manera equivocada que contratar los servicios de un maestro de obra, permite alcanzar los arreglos deseados, con la calidad y la seguridad esperadas. La realidad demuestra con frecuencia que ahorrarse los honorarios de un profesional sólo conllevaserias equivocaciones, desperdicio de materiales, partidas que se duplican y generalmente redunda en gastos innecesarios de tiempo y dinero:

 El electricista rompe el muro justo donde ya había resanado el plomero y a éste, le da por ranurar en el azulejo italiano. Cuando todo parecía felizmente concluido, llega el cancelero y taladra exactamente por donde corría el tubo del agua caliente; acaba por arruinarse la alfombra y levantarse la duela. El tapicero forra el sofá poniendo al revés la tela de dos mil pesos por metro cuadrado. El barnizador ensucia la pintura y después el pintor, al retocar, mancha el barniz. Esto sin considerar los defectos de la impermeabilización que el operario hizo leyendo de atrás para adelante las instrucciones de la lata. “Lo barato suele salir muy caro”.

Veamos lo que al respecto piensa el Arq. Guillermo Plazola Anguiano, Master en dirección de Empresas Inmobiliarias, Vicepresidente de la Internacional Interior Design Association y gerente de producción de Plazola Editores:

EL INTERIORISMO Y EL INTERIORISTA COMO VALORES AGREGADOS EN LOS BIENES RAÍCES

A nivel internacional ha cobrado una gran relevancia la labor de los diseñadores de interiores como una disciplina profesional altamente especializada en diferentes rubros. En México el concepto tradicional de decoración se ha ido transformando en la última década, para empezar a concienciar al público en general de que un diseño profesional de interiores no es un lujo, y en ocasiones el propietario gasta más por su cuenta si no contrata los servicios de un arquitecto interiorista o un diseñador de interiores.

La casa habitación demanda actualmente aspectos inteligentes en cuanto a sus instalaciones para brindar seguridad, confort y funcionalidad. Una oficina no puede amueblarse adecuadamente sin la asesoría especializada en ello, y las salas de conferencias deben proveer la tecnología que brinde videoconferencias y ponencias multimedia y que requieren niveles de iluminación específicos. Los comercios deben atraer la atención de los clientes de acuerdo a los materiales y sistemas empleados en su construcción.

Es por ello que un inmueble posee un mayor valor en el mercado si cuenta con la intervención de un diseñador de interiores. En el caso de los departamentos tipo, la labor de un interiorista es vital para poder vender más rápido y mejor remunerados, si los posibles clientes entran a espacios amueblados con los muebles, luces y objetos adecuados, acorde al lugar y al precio de venta del inmueble. Afortunadamente ya existen varios despachos que se asesoran con diseñadores industriales y galerías especializadas para estar comercialmente por encima de sus competidores dentro de una misma zona.  

De igual manera, cuando se vende o renta un espacio ya construido, el que renta o vende debe conocer el potencial del espacio interior para saber qué ofrecer, y los consejos o tips que pueda otorgarle un diseñador, incrementan el potencial del lugar

La globalización hace que incluso para un especialista resulte difícil estar al tanto de todos los diversos y novedosos materiales y sistemas disponibles, su precio, funcionamiento y características. Esta problemática se incrementa para una persona que no conoce el medio y quiere comprar desde una lámpara, hasta un sistema de home-theater. Simplemente si el propietario quiere instalar un piso de madera, se adentra en un sinfín de posibilidades en cuanto a laminados, duela maciza, verificar si el firme está nivelado, entre otros elementos y detalles a cuidar. Además el diseñador generalmente obtiene precios preferenciales en varios materiales...

Por último se deben establecer los honorarios de los diseñadores, que por lo general se determinan de una de las siguientes maneras: Por administración: El método más usual. Establece una comisión al diseñador por todos los gastos que se efectúen en representación del cliente. Por lo regular es cercana al 20 por ciento, pero depende del monto estimado de la obra y del grado de dificultad. A mayor inversión corresponde un menor porcentaje y viceversa.

A precio alzado: se toma como base un presupuesto del costo total de la obra. Se establece un precio total que incluye el margen de utilidad del diseñador. Por iguala: Se establece una retribución de pagos fijos al diseñador y este toma el compromiso de resolver y dirigir la obra durante un determinado periodo, aplicando a favor de su cliente los descuentos que obtiene con proveedores.

EL PUNTO DE VISTA DE AFAMADOS INTERIORISTAS DISEÑADORES
LINA BOTERO

RE: ¿Cuál es la principal característica que identifica su trabajo como diseñadora?

LB: No busco un sello distintivo, siempre cambio. Todo depende de un estudio minucioso del lugar y de las necesidades específicas del proyecto.

RE: ¿Cómo llamaría usted a su estilo para diseñar interiores?

LB: Imposible llamarlo de alguna manera, es algo que yo no quisiera definir ni tampoco me gustaría que alguien me encasillara. Solo puedo decirte que tiendo a combinar o más bien a mezclar lo moderno con lo antiguo. Persigo un look ecléctico que alcance la armonía en la composición de los espacios.

RE: ¿Cómo describe su experiencia en la Casa Mayor?

LB: Ha sido fantástico, estoy feliz con la invitación y muy contenta con la forma en que se logró mostrar el concepto. En el caso de Casa Mayor lo que hicimos es un ejercicio en blanco y negro. No quiero decir que esa sea una característica mía porque también trabajo con mucho color, pero en este caso fue eso; un ejercicio.

RE: ¿Qué puede decirnos del talento? ¿Puede heredarse? Se lo pregunto por el caso particular, como hija de un artista consagrado.

LB: La clave del éxito está en el trabajo. En las artes, al talento le corresponde un porcentaje mínimo. Es necesario educar el ojo, ejercitar la crítica, ser analítico. Hacer las cosas con mucho interés; ver los detalles y las luces. Aprender de lo que uno considera que es bello. Mucho trabajo creativo; al talento solo le queda un pequeño lugar.

HELENA TALAVERA:

RE: ¿Cómo describiría su estilo al rediseñar interiores?

HT: Mucho muy armónico, utilizo suaves colores, pretendo lograr una sensación de paz.

RE: ¿Tiene algún método?

HT: Me ajusto a la arquitectura. Soy un camaleón. No impongo ningún estilo personal. Me amalgamo con lo que miro y encuentro, para completar una unidad.

RE: ¿En dónde busca?

HT: Cada casa tiene sus líneas y yo solo las continúo.

RE: ¿Alguna inspiración?

HT: Anushka, una decoradora holandesa cuyos trabajos siempre reconoces porque todo es lineal y sin embargo, ha realizado palacios góticos y barrocos. Sabe muy bien adaptarse a todos los estilos.

 DIEGO MATTHAI

RE: ¿Cómo describe usted su trabajo?

DM: Muy bien hecho.

RE: ¿En esencia qué propone?

DM: Estamos al día pero no somos estridentistas ni extremistas ni modistas. Es un concepto contemporáneo actual.

MARCOS SULKIN

RE: ¿Cuál es su orientación hacia el trabajo en el rediseño de interiores?

MS: Escuchar y percibir las necesidades del cliente. Hacer una visita física para saber si necesita remodelar, decorar o simplemente amueblar. En ocasiones escogemos cada uno de los artículos de una casa.

RE: ¿Cuál es el perfil de sus clientes?

MS: Quien conoce MARCONI sabe que nuestra propuesta tiene que ver con diseño de avanzada. Cuando se acercan a nosotros ya tienen una idea clara de lo que buscan. Nuestro trabajo entonces consiste en orientar al cliente en función de las nuevas tendencias. No somos seguidores, somos innovadores. Llevamos quince años en el mercado, trabajamos únicamente con líneas exclusivas y estamos dos veces al año en las principales ferias internacionales de mobiliario.

RE: ¿Tiene que ver con imponer un estilo?

MS: Aunque la gente sepa nuestra tendencia dentro del minimalismo y de nuestro mobiliario importado de vanguardia, siempre tienen diferentes necesidades. Es importante escuchar y no tratar de vender por la simple utilidad. Nuestra mejor publicidad es la de boca en boca. Hay que cuidar la reputación.

RE: Su experiencia en Casa Mayor

MS: Casa Mayor es una vitrina muy importante. Ahí la gente percibe diferentes corrientes decorativas, no del mueble sino del concepto.  

FABIÁN ARNAUD

RE: ¿Cómo define su estilo?

FA: Lo llamamos surrealismo orgánico contemporáneo, Sant Anooka es básicamente un concepto de esculturas utilitarias. Rendimos un enorme culto a la madera. If you Wood es nuestro eslogan.

RE: Arte utilitario es un concepto poco común.

FA: Nosotros somos los diseñadores de todos los objetos y muebles que producimos. Perseguimos el contraste de formas, materiales y texturas. Además de las distintas maderas, jugamos con pieles, piedra y vidrio; siempre inyectamos a nuestras piezas un ingrediente muy importante: el sentido del humor.

RE: ¿Cuál es su intención como diseñador al enfrentarse al espacio vacío?

FA: Lo que perseguimos en los espacios que diseñamos y en los objetos y muebles que fabricamos es lograr un sentimiento de placer en verlos y usarlos.