El reto para el futuro pasa por la diversificación y ampliación de los category killer, concepto que ha llamado la atención del mercado inmobiliario.

El concepto de tiendas ancla nace a mediados de los años 50 gracias al comerciante minorista Victor Gruen, quien desarrollaría la visión, bases y objetivos de lo que son hoy los centros comerciales que plasmaron el espacio ideal para los consumidores. Así los comerciantes iniciaron un concepto que conjuntaba un ambiente práctico para hacer las compras, logrando que los productos alcanzaran a un público más variado.


Hoy esto es de gran interés para los diferentes desarrolladores inmobiliarios, ya que la diversificación de esos espacios también dio categoría a las tiendas ancla, gracias a que los consumidores hicieron suyo un modelo práctico que centró en un solo punto diferentes tipos de productos, así como aspectos de entretenimiento, ocio y seguridad. De este modo se dio la asociación entre constructores o propietarios de estos parques y las grandes cadenas comerciales, quienes serían la atracción y pilar del flujo de visitantes de los llamados shopping center.

Palacio de Hierro, Monterrey
Palacio de Hierro, Monterrey


El International Council of Shopping Centers (ICSC) marca una clasificación en dos tipos de centros comerciales: los denominados Malls (centros comerciales) y los Open Air Centers (centros al aire libre), subdivididos en perfiles que traen consigo anclas definidas para su mayor desarrollo económico.


Mediante esta clasificación de la ICSC , se ha logrado entender que las tiendas ancla son el producto más presente en los centros comerciales, ya que su ubicación en estos desarrollos abarcan de un 50% al 70% de la superficie total de renta. Se presentan principalmente en los extremos de las plazas, logrando un mayor flujo de consumidores que en su recorrido, dentro del centro comercial, prestan atención a los proveedores minoristas. Se ha comprobado que de esta forma se logra mayor éxito económico y presencia social que en plazas sin tiendas ancla.

Las tiendas ancla abarcan de un 50% al 70% de la superficie total de renta de un centro comercial
Centros comerciales en América Latina
PaísNúmero de Centros ComercialesSuperficie Rentable m2
México 593 16,400,000
Brazil 457 11,403,000
Venezuela 172 3,687,216
Colombia 161 3,351,000
Argentina 107 2,031,720
Chile 72 3,073,075
Perú 52 1,676,109

Fuente: International Council of Shopping Centers (ICSC)

 

Category Killer

Cuando una tienda ancla busca especializarse se le denomina “Category Killer”. Buscan introducir un producto específico y una imagen al centro comercial: en un principio, estas tiendas eran consideradas como supermercados, hoy en día, con la maduración del sector y las necesidades contemporáneas, se presentan como pilar especializado en los sectores requeridos para generar la proyección de estos desarrollos a un status quo específico, gracias a su diversificación en servicios y aducción de una sociedad a la que van dirigidos, ya sea como una tienda departamental, un almacén al mayoreo o una tienda cerrada a un solo servicio, ya sean restaurantes o entretenimientos.
En el mercado mexicano estas tiendas son variadas por la extensión del territorio y el sector que van dirigidos: Community Center, Regional Center o Lifestyle Center, entre otros, cuyas características fomentan mediante su ancla comercial la razón económico-social que representarán para el impulso de la zona donde se localicen.
Esta ubicación estratégica promueve el acercamiento de las pequeñas y medianas empresas al lugar, ya que si no fuera por estos inmuebles, no se fomentarían mayor atención en la zona, expone la empresa mexicana Grupo Frisa. Se espera que, a finales de 2013, existan 175 plazas comerciales con dos o más tiendas anclas.

 

Liverpool, Centro Comercial Galerías Serdán, Puebla
Liverpool, Centro Comercial Galerías Serdán, Puebla

 

El Nuevo Horizonte

El reto para los centros comerciales está situado en la diversificación y ampliación de sus tiendas ancla, así como en la visión de las necesidades sociales, comerciales y espaciales que las urbes en desarrollo requieren.
Hoy en día los desarrollos verticales y la explotación de territorios fomenta la introducción de los inmuebles denominados de “uso mixto”, el cual no sólo es un espacio comercial y de oficinas, sino que también incorpora vivienda, escuelas y otros factores que lo integran como ciudades autosuficientes.


En ellos, la visión de su sostenibilidad está en las nuevas adaptaciones de las tiendas ancla y los servicios que ofrezcan tanto para los residentes y trabajadores como para los visitantes del mismo.
En el mercado mexicano estas plazas comerciales ya se han ampliado y categorizado con la introducción de tiendas con productos exclusivos de primera calidad, así como restaurantes, hoteles y hospitales enfocados a familias de alto poder adquisitivo.


Aunque esto es sólo parte de una evolución de los centros comerciales, Alberto Marinho, socio-director de BrandWorks, expone que el concepto de diseño de centros comerciales cambió y el objetivo actual es construir centros de convivencia; es decir, donde la gente lo pase bien y puedan recrear experiencias agradables en su visita.

Se espera que, a finales de 2013, existan 175 plazas comerciales con dos o más tiendas anclas

Una proyección a futuro sobre estos desarrollos y sus anclas comerciales lo expuso la Directora de Marketing de Unibail Rodamco, Cristina García Gumiel, durante la Convención de Centros Comerciales en marzo del 2013 organizada la Federación Nacional de Comerciantes (FENALCO) en Bogotá, Colombia. Apuntaba que la creación de espacios de entretenimiento son un claro ejemplo de la aparición de centros comerciales temáticos para diferentes miembros familiares, como son el Mall of America en Minnesota, EE.UU., que cuenta con un gran parque temático y una capilla para bodas entre sus 4.2 millones de metros cuadrados, o el Tokyo Midtown, un predio de uso mixto que, además de ser sede de empresas multinacionales, también es un extenso consorcio de entretenimiento. Pero estos cambios no han sido por invenciones, sino por las necesidades de adaptación de los nuevos centros comerciales a las necesidades del cliente, y también por el compromiso por materiales más nobles y sustentables con el ambiente social y ecológico.

Beneficios de un desarrollo con ancla comercial
SocialEconómico
Detonante de la zona Mayor flujo de turistas
Recreación de estilo de vida Aumento de visitantes de la zona
Mayor gama de productos
Buen ambiente Aumento de personas que realizan compras en sus locales
Punto de encuentro Desarrollo de centros de esparcimiento
Mayor seguridad Los consumidores extienden su permanencia en el centro comercial y zonas aledañas


Esto es algo que marcará las tendencias más próximas en el siguiente lustro, donde el consumidor demanda más entretenimiento y más actividades lúdicas. Claros ejemplos de esta tendencia han sido los desarrollos comerciales como Plaza Santa Fe, parque comercial que dio inclusión a un parque temático para niños. En países como Dubái se han instaurado acuarios y pistas de esquí dentro de los shopping center. Plaza Carso, Mítikah y el Toreo son claros ejemplos aquí del inicio de esta transformación.


Según la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), las plazas comerciales crecieron aproximadamente un 15% en los últimos años gracias a la renovación del sector. Las tiendas ancla se adaptan para satisfacer las exigencias de sus clientes, residentes y visitantes. El ramo inmobiliario mixto expone nuevas necesidades bajo nuevos parámetros de construcción.

Palacio de Hierro en Interlomas, Estado de México
Palacio de Hierro en Interlomas, Estado de México


Texto Guillermo Baskerville

Foto: CARSO, FASHION LATIN