México se considera la puerta de entrada a las marcas de lujo en América Latina, con una estimación de ventas para 2013 que sobrepasa los 14,000 mdd.

La evolución del mercado de los centros comerciales en México ha ido ligado a la capacidad del consumo de los hogares. Precisamente la gran inversión que se ha observado en la construcción de centros comerciales en el país, se ha concentrado en las últimas dos décadas, las cuales se han caracterizado por estabilidad económica, es decir, inflación de un solo dígito, tasas de interés bajas no solo para financiar los proyectos, sino también por la expansión del crédito al consumo.


La estabilidad financiera en el país se ha traducido en que no solo se dejó perder capacidad de compra de la población, sino que se fue recuperando la misma. Buena parte de los proyectos está concentrado en atender las necesidades de los estratos de la población con amplia capacidad de consumo. Estos, además de tener poder adquisitivo, tienen acceso al crédito bancario y comercial.
México está experimentando un fuerte crecimiento en la inversión de centros comerciales a lo largo del país. De acuerdo con cifras de CBRE, no solo en las tres grandes ciudades del país, sino también en ciudades medias hay construcción nueva.

Paseo Interlomas, Huixquilucan, Estado de México
Paseo Interlomas, Huixquilucan, Estado de México

Los Centros Comerciales ya no sólo son espacios para la compraventa, sino que cada vez afianzan más su papel como áereas de entretenimiento


Ello significa llegar a los principales mercados de consumo, caracterizado por una creciente clase media.
Ello se debe en gran medida a que, a pesar de la desaceleración económica observada a lo largo del año 2013, “el sector de retail se ha comportado muy bien. Tenemos buenos indicadores económicos, la confianza del consumidor ha mejorado mucho, la gente está consumiendo más, afortunadamente en los últimos dos años los retailers representan ventas superiores a las que traían en los últimos cinco años”, afirmó Aldo Martínez, vicepresidente de retail CBRE México.


Sin embargo, en los años recientes la complejidad del entorno de negocios en México exige que los grandes centros comerciales asuman nuevos retos. “Ya no sólo son espacios para la compraventa de una gama de productos, sino que cada vez afianzan más su papel como áreas de entretenimiento”, afirmó el análisis “Centros Comerciales, se adaptan a nuevos hábitos de consumo”, que elaboró la Cátedra de Consumo y marcas del Tecnológico de Monterrey, campus Guadalajara, junto con el Centro de Comercio Detallista (CCD).


Y es que como consecuencia de la apertura comercial de México con la firma de 12 tratados de libre comercio desde los años noventa, el consumidor mexicano está cambiando hacia un modelo cada vez más parecido al modelo norteamericano. Sus rasgos culturales tradicionales compiten con los efectos de la globalización y se observa una evolución en su proceso de decisión de compra hacia un comportamiento cada vez más exigente en cuanto a diversidad, calidad e información del producto disponible en el mercado.

Patio Tlahuac en México, D.F
Patio Tlahuac en México, D.F.

Tendencias

En opinión de Collieres International, durante el primer semestre de 2013, se observó en el país una gran inversión de capital tanto nacional como extranjera; y se espera que continúe durante lo que resta del 2013, reflejándose así una mayor expansión del sector de retail.


Las tendencias del mercado de retail se encuentran enfocadas en dos aspectos principales: en primer lugar, se observa el ingreso de nuevas firmas extranjeras de lujo a los centros comerciales; y en segundo lugar, se encuentran nuevos formatos de tamaño en las tiendas, ya que los participantes buscan adaptarse a las características y a la demanda de la población, afirmó  Colliers International.
Como parte de esas tendencias, la industria de lujo ha desembarcado con fuerza en México y las grandes marcas mundiales de moda han empezado a abrir sedes corporativas en el país.

México es el mercado más importante de América Latina para las marcas de lujo, con ventas por encima de los 12,000 millones de dólares (mdd) en 2012, con un crecimiento del 15%, superado sólo por los países de Asia - Pacífico, que crecieron el 22% en el mismo periodo


Diversos estudios revelan que, actualmente, México es el mercado más importante de América Latina para las marcas de lujo, con ventas por encima de los 12,000 millones de dólares (mdd) en 2012, con un crecimiento del 15%, superado sólo por los países de Asia – Pacífico, que crecieron el 22% en el mismo periodo.


México es considerado la puerta de entrada a las marcas de lujo en América Latina, con una estimación de ventas para 2013 que sobrepasa los 14,000 mdd. De acuerdo con Catarina Carvalho, responsable de la división de Marketing y Comercial de Hays México, más del 5% de la población mexicana tiene acceso a bienes de lujo, un porcentaje que seguirá creciendo “por dos grandes razones, ya que el perfil socioeconómico al que se dirige tiene acceso al crédito, y el crecimiento económico que está experimentando el país en los últimos años ha provocado que cada día más personas tengan acceso a este tipo de productos”.

Consumo

Aldo Martínez comenta que en los fashion mall predomina una tendencia con relación a los desarrolladores. En los últimos tres años ha revolucionado mucho su arquitectura por querer ser una opción viable en términos de espacio, configuración y calidad, que cubran los estándares que requieren las marcas que han llegado a México en los años recientes, principalmente ropa, algo de entretenimiento, de restaurantes y algo de mueblería.


“Esto ya no es una opción sino una necesidad, el hacer centros comerciales de primera que cuenten con estacionamientos suficientes. Buscan generar una experiencia de estancia y venta para los consumidores, a través de una mezcla de áreas verdes, áreas abiertas, mezclando con áreas culturales”, destaca Martínez.

Los Fashion mall de la Ciudad de México muestran ventas pormedio mensuales por m2 que alcanzan entre 600 y 800 dólares.

Con todo ello los desarrolladores buscan incrementar la estancia del visitante en sus centros comerciales, porque ello aumenta la posibilidad de incrementar su ticket promedio por persona y mayor potencial de ventas.
El fashion mall, con su mezcla de tiendas de aparador, restaurantes, etc., se enfoca a la clase media, pero también encontrará hasta tiendas y productos dirigidos a la clase más alta.


Sin embargo, no se puede descartar que en estos centros también consuma la clase media baja, porque lo ven muy “aspiracional”, aunque quizá su capacidad de compra es de pocas veces al año y en cantidades menores, señaló el especialista de CBRE.


Sobre el consumo promedio, señaló que el rango es muy amplio, porque si hablamos de marcas de lujo, el ticket promedio se va a un rango elevado superior a los 3,500 y 4,000 pesos. Sin embargo, los datos estimados en los fashion mall de la Ciudad de México muestran ventas promedio mensuales por m2 que alcanzan entre 600 y
800 dólares (de 7,800 a 10,400 pesos aproximadamente).


De esta manera los centros comerciales en México están en busca de aumentar su oferta y servicio, a lo largo de este número le seguiremos hablando de las tendencias y retos que enfrentan.

Fashion Drive, abrirá entre 2015 y 2016 en San Pedro Garza García, Nuevo León
Fashion Drive, abrirá entre 2015 y 2016 en San Pedro Garza García, Nuevo León


Texto Ricardo Vázquez

Foto: MPR, IQ REAL ESTATE