Condohotel sofisticación  para compartir.

Los desarrollos inmobiliarios conocidos como "condohoteles" están presentes en el panorama inmobiliario desde hace varias décadas, pero hace apenas dos o tres años volvió a ponerse de moda esta singular manera de vacacionar, y una vez más Miami es el destino preferido de quienes pueden darse el lujo de tener un departamento para descansar y, además, compartirlo cuando no lo ocupan.

Mónica Defortuna vicepresidenta de Fortune International Realty afirmó que el concepto de apart-hotel siempre ha existido en las grandes capitales europeas y en las principales ciudades de Estados Unidos, “pero especialmente en Miami comenzó en los años noventa con Fortune House en Brickell Ave., el Mutiny en Coconut-Groove y el Fontaine Blue en Miami Beach, y próximamente el St. George Milton en Coral Gables.


Mónica Defortuna|El consepto de apart-hotel en miami comenzó en los años noventa con Fortune House en brinkell Ave., el mutyny en coconut-groove y el fontaine blue en miami beach, y proximamente el St George Milton en Coral Gables

Los más exitosos siempre se asocian con una cadena hotelera con un nombre reconocido explotando una red de reservas a nivel mundial.”

Juan Méndez, presidente & CEO de JMB International Miami Realtors, mencionó no estar muy seguro de cuándo y dónde nació este concepto de condohotel. “Mi memoria me dice que el primer condohotel ampliamente conocido y exitoso fue el Four Ambassadors, ubicado sobre la bahía en la zona de Brickell Avenue, frente a lo que ahora es el  Mandarin Hotel”.

Kimberly Kirschner, presidenta ejecutiva de Kirschner Realty International, empresa que actualmente está colocando en el mercado las residencias y condominios del The European Club, comentó que los condohoteles fueron muy populares en algún tiempo en Sudamérica y comenzó a popularizarse en Florida en la década de los años ochenta.

En México también ha habido este tipo de inmuebles desde la década de los años cincuenta, sobre todo en Acapulco, cuando este puerto era un paraíso, no sólo para los mexicanos sino para muchos extranjeros que ahí comenzaron a descubrir la belleza de nuestro país.


50 Biscaneyne

Sin embargo, es en Estados Unidos donde los condohoteles se mantuvieron vigentes, impulsados por las grandes cadenas hoteleras que vieron en este modelo otra forma de hacer negocio con sus clientes frecuentes (aquellos que se hospedaban en sus establecimientos hasta 10 semanas al año), explicó David Fuentes, gerente de Nuevos Productos de Cendant.

De hecho, el condohotel surgió cuando los hoteleros se dieron cuenta de que para algunos de sus huéspedes el hotel era como su segunda casa: sus estadías eran frecuentes y largas, y hasta conocían al personal que los atendía, el cual poco a poco aprendió a conocer sus gustos.

Fue entonces cuando cadenas como Hyatt, Westin, Hilton y Marriott pensaron en tomar una parte del hotel, vender las habitaciones como departamentos y ofrecer como un plus los servicios tradicionales de un establecimiento de hospedaje: limpieza diaria, mantenimiento, amenidades, vigilancia, e incluso otros servicios como golf, spa, gym, marina, etc., y con la opción de que las habitaciones fueran rentadas cuando el dueño no las ocupara.

En opinión de Xavier Hawley, presidente de Vistas International Realty, el concepto de condohotel resurge después del 9/11, ya que todos los bancos entraron en pánico con el financiamiento y operación de hoteles. Entonces los desarrolladores se pusieron creativos y crearon un concepto en el que se combinaba la preventa del condominio con la operación hotelera, y una vez construidos los bancos financiaban un condominio puro y los recursos los conseguían los compradores en forma individual, minimizando el riesgo del banco haciendo los préstamos a muchos dueños individuales.

De acuerdo con Juan Méndez, el concepto de condohotel representa una buena inversión, ya que además de poder disfrutar de él, al rentarlo en el momento que no lo utilicen generará una ganancia al propietario. “Se trata de adquirir una propiedad, siendo el inversionista dueño 100 por ciento de la unidad, con la posibilidad de utilizarla en sus viajes y durante los tiempos de ausencia incluirle en el programa hotelero respectivo recibiendo una participación pre­viamente acordada con la empresa hotelera administradora por la renta”.

Katrina Campins, presidenta ejecutiva de The Campins Company, y Samuel Strauch, presidente / Broker de Affinity Realty Group Inc., coincidieron en que el condohotel tiene una ventaja fundamental, porque permite a una persona adquirir una propiedad que, a diferencia de un departamento, puede generar un ingreso al rentarla, cuando no la ocupa, a través de un hotel.

“Cumple una función para la persona que quiere diversificar parte de sus inversiones y cobrar rentas; para una persona que visita un destino con la intención de permanecer cinco o seis semanas al año, pero el resto del tiempo no va a usar su propiedad, y entonces tiene la ventaja de que un hotel de marca lo rente y reciba ingresos sobre la renta diaria del inmueble.”

Ganancia segura


Juan Méndez
se trata de adquirir  una propiedad con la posibilidad de utilizarla en sus viajes y durante los tiempos de ausencia incluirle en el programa hotelero respectivo reciviendo una participación por la renta previamente acordada con la empresa hotelera administradora

Por supuesto, el pago de mantenimiento y los servicios por este tipo de propiedades varían de acuerdo con la cantidad de opciones a que se tenga acceso, pero va de dos mil o tres mil dólares anuales por los más sencillos y hasta 10 mil dólares por aquellos que exceden en lujo y comodidades. El hecho de que el hotel y el dueño del departamento obtengan una cantidad extra por la renta del mismo resulta muy conveniente para ambas partes, pues la empresa dispone de habitaciones extras en temporadas altas y los propietarios reducen el costo de mantenimiento del inmueble, e incluso hasta reciben una ganancia, comentó David Fuentes. Detalló que el dueño del departamento recibe entre 55 y 65 por ciento de la renta, y el resto se destina a la cadena que administra el edificio, para mar­keting y gastos de mantenimiento.


Kimberly Kirschner |EUROPEAN CLUB
En cuanto al financiamiento en Florida hay muchas facilidades y unidades que tienen menos de 300 pies cuadrados alcanza un financiamiento máximo de 65 por ciento. si pasa de los 400 pies se puede conseguir hasta 70 por ciento de financiamiento, depende del tamaño

Méndez aseguró que la bondad del condohotel radica en que tanto dueño como el hotel en donde se ubique recibirán una ganancia extra por el concepto de renta. “La posibilidad de recibir mensualmente un ingreso en dólares para cubrir en parte o totalmente las mensualidades básicas que existen en una propiedad, como lo son la cuota hipotecaria (si la hubiese), el mantenimiento y el impuesto predial, lo hace atractivo”.

Xavier Hawley comentó que el condohotel tradicionalmente cubre 80 por ciento de los gastos de operación del condominio, incluyendo la hipoteca y los impuestos, dependiendo de la ubicación y la temporada.

Igual que Hawley, Mónica Defortuna también destacó que, dependiendo de la cadena hotelera y las tasas de ocupación, un propietario podría recibir un aproximado mensual que cubra sus costos fijos en hipotecas y mantenimiento.

Al respecto, Juan Carlos Pardo, presidente de Quorum, señaló que es importante conocer cómo trabajan los programas  de un condohotel: “Una vez que se compra la unidad y se le entrega a un operador, por regla general, de los ingresos que genere, un promedio de 100 dólares la noche, 10 por ciento de eso se divide en 7 por ciento para la cadena hotelera y 3 por ciento para marketing  y gastos administrativos, y en 90 por ciento restante hay diferentes programas. Uno muy común es el de 60-40 para las cadenas hoteleras y el dueño de la unidad. En Orlando nosotros tenemos 76 por ciento para los dueños de la unidad y 36 por ciento para la empresa de management”.

Para Mónica Defortuna, luego de que el propietario tiene la opción de colocar su departamento en un programa hotelero recibe un porcentaje, que oscila entre 50 y 80 por ciento de la renta devengada.

Por otro lado, Pardo comentó que quienes más se interesan por esta modalidad son los empresarios, y en la mayoría de las ocasiones los huéspedes no se dan cuenta de que el establecimiento al que llegaron es un condohotel, aun cuando los espacios suelen ser más grandes, además de que al ofrecerlo los administradores no hacen la diferenciación.

Productos diferentes

Para diferenciar los condohoteles de los llamados “Fraccional time” o “Fracciona­les” o "Tiempo Compartido" ( y sobre este último RCI destaca que en lugar de comprar una propiedad vacacional que tal vez no pueda ser utilizada durante todo el año esta modalidad permite a las familias comprar una propiedad vacacional que será utilizada sólo durante la parte del año que les resulte más conveniente), que por lo general es una semana al año, aunque también algunos resorts ofrecen una semana cada dos años o hasta cuatro semanas por año), algunos tiempos compartidos se venden como propiedades fraccionales en una sociedad (trust) que posee uno o varios resorts, los propietarios de tiempo compartido pueden elegir estar en su resort durante el periodo prescrito o pueden alquilar su semana o donarla a sus amigos y familiares. Adicionalmente, el tiempo compartido ofrece a sus propietarios la posibilidad de intercambiar su semana, tanto independientemente como a través de agencias de intercambio, para estar en alguno de los miles de resorts que operan bajo este esquema en todo el mundo.

La industria del tiempo compartido actual cuenta con más de 6 mil 300 desarrollos y más de 7.5 millones de familias propietarias, lo que da lugar a que se rebasen los 12 millones de intervalos adquiridos y un total en ventas anuales por encima de los 10 mil millones de dólares.

En cuanto a los fraccionales, estos representan la evolución más sofisticada y exclusiva del concepto de propiedad vacacional, dirigiéndose a un mercado de alto poder adquisitivo y ofreciendo derechos de uso en forma de fracciones de tiempo en complejos turístico-residenciales muy exclusivos y por periodos más prolongados (entre uno y tres meses).

Al respecto, el director general de JMB International afrimó que una unidad fraccionada poco tiene  que ver con condohotel  y resalta las ventajas que este último presenta frente al Fractional Ownership: “principalmente el propietario es único y no tie­ne que compartir su inversión con nadie más.” También hizo referencia a la diferencia de costos respecto a estos conceptos. “El costo de las unidades de condohotel, si bien son frecuentemente más elevadas que las propiedades “tradicionales”, son, a su vez, por lo general, significativamente menos costosas que aquellas de Fractional Time”.

Juan Carlos Pardo comentó que un “fraccional time” es comprar una semana, 15 días o un mes de un año de una unidad, y dijo que realmente no "eres dueño de una unidad, eres dueño del tiempo que la usas".

Si se es dueño de una unidad en un condohotel se es el propietario del departamento todo el año. La similitud que tienen ambos modelos es que se va a usar el mismo tiempo, aunque en ocasiones quien adquiere una propiedad bajo este esquema lo puede usar más tiempo.

El mercado de las propiedades fraccionadas ha protagonizado en Estados Unidos un espectacular crecimiento en un corto tiempo, por lo que los promotores europeos están empezando a desarrollar complejos inmobiliarios de propiedad fraccionada de alto nivel, considerando que serán el motor de crecimiento de la industria hotelera y de turismo residencial también en el Viejo Continente, con crecimientos de dos dígitos. Hay que considerar que este sector generó volúmenes de ventas cercanos a los 500 millones de dólares durante el 2003 y se prevé que en 2006 se duplique este volumen.

David Fuentes, gerente de Nuevos Pro-ductos de Cendant, dio a conocer que la empresa opera en dos áreas: Vacation Rental Group y The Registry Collection, las dos enfocadas a dar en renta inmuebles de lujo o incluirlos en programas de intercambio. El cliente tiene derecho a intercambiar privilegios en todos los desarrollos asociados y desarrollos Collection, así como acceso a lujosos servicios y productos, puntualizó Fuentes.

Así, Cendant se ha dado a la tarea de contactar con particulares que deseen dar en renta sus propiedades o con desarrolladores que busquen dar una alternativa atractiva a sus clientes y ofrezcan el servicio de rentas que ofrece este grupo. Según la consultora International Ragatz Con­sulting, las ventas de propiedades fraccionales en Estados Unidos durante 2004 superó los mil 500 millones de dólares, lo que representa alrededor de 200 por ciento más que el año anterior.

Abriendo camino


The Q Club Resort & Residences

Como se mencionó, los condohoteles son muy comunes en Estados Unidos, y Miami es uno de los sitios donde existe la mayor cantidad de este tipo de desarrollos, tanto para vacacionistas como para viajeros de negocios.

En México, en cambio, esta práctica no se ha extendido, y en los pocos edificios que cuentan con cuartos de hotel y departamentos, estos últimos son adquiridos por los grandes grupos empresariales que operan en el país, los cuales requieren tener un lugar apropiado y hasta lujoso para que lleguen sus directivos y estén más cómodos.

La zona de Santa Fe y algunas nuevas construcciones sobre Paseo de la Reforma funcionan con este modelo de negocio, aunque no en todos los casos los departamentos son propiedad de alguna empresa o particular y son rentados cuando no son ocupados por la compañía. Muchos de los nuevos desarrollos que se construyen actualmente, tanto en la Ciudad de México como en algunos destinos turísticos (Los Cabos, Puerto Vallarta, Cancún, Riviera Maya, Ixtapa y Yucatán, entre otros), están pensando en probar suerte en esta modalidad; por ejemplo, algunos de estos desarrollos son Bay View Grand, Mayand Island, Península Vallarta y Las Olas. No obstante, hay que decir que no todas las cadenas hoteleras que operan en México ya se convencieron de que esta modalidad puede ser rentable en el país. Los que sí saben que pueden serlo, señaló David Fuen­tes, son muchos informales, por eso las personas deben tener mucho cuidado a la hora de comprar un departamento que opere bajo el esquema de condohotel.

Hay empresas que comienzan a acercarse a dicho modelo, como Interc­on­tinen­tal Hotels, que a finales de 2005 anunció la operación en México del concepto hoteles-departamentos bajo la marca Stay Bridge, destinada a viajeros de negocio, cuya estancia rebase siete días de hospedaje, informó Octavio Navarro, director de operaciones de la empresa.

"Se trata de departamentos con dos recámaras en un establecimiento que cuenta con restaurante, incluso un área de alberca, donde el huésped puede organizar una reunión para visitantes", detalló el ejecutivo.

La inversión en el primer establecimiento de la marca Stay Bridge ascendió a cuatro millones 680 mil dólares, y de acuerdo con Jesús Nader, presidente de la Aso­ciación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM), es la primera vez que una cadena hotelera entra  en el segmento de suites, ya que actualmente ese mercado lo atienden empresas independientes con establecimientos de tamaño inferior a las 100 unidades.

"En México se prevé que, como en otras partes del mundo, este tipo de hoteles se ubiquen en las grandes ciudades o cerca de los corredores industriales, por eso otras cadenas ya están planteando integrar los departamentos a los establecimientos de hospedaje", dijo.

En opinión de Juan Méndez, es  más frecuente el concepto de condohotel en países donde hay un “tránsito” alto de visitantes ya sean turistas o de negocios, “como lo es Estados Unidos, específicamente ciudades como Miami y las Vegas”. Comentó que este concepto en México seria un éxito principalmente en ciudades como el DF y Cancún. “A los mexicanos les ha gustado en Miami muchísimo el concepto de condohotel y han sido uno de los principales grupos de inversionistas que han adquirido esta clase de propiedades en lugares como Four Seasons, Trump Grande, Ritz Carlton,  Sonesta, Coconut Grove, entre otros.

Juan Carlos Pardo, de Quorum, mencionó que este modelo no sólo se está haciendo popular en Estados Unidos, sino que también tiene posibilidades en Mé­xico, al igual que en Colombia y en algunos países de Europa.

Kimberly Kirschner, de Kirschner Realty International, indicó que este concepto también es popular en Argentina, Uruguay y Brasil, donde igualmente ha vuelto a ponerse de moda. En cuanto al financiamiento, explicó que por lo menos en Florida hay muchas facilidades, y uni­dades que tienen menos de 300 pies cuadrados alcanzan un financiamiento máximo de 65 por ciento. Si pasa de los 400 pies se puede conseguir hasta 70 por ciento de financiamiento, depende del tamaño.

Respecto de cuál es el rango de inversión de una propiedad, Samuel Strauch mencionó que los condohoteles van desde los 200 mil dólares hasta varios millones, dependiendo del tamaño y los servicios.

Miami, el paraíso


50 Biscaneyne

 En los últimos cinco años, el sur de Florida ha liderado la introducción del concepto "condohotel". Algunos de los desarrollos más exitosos son el Trump In­ter­national Sonesta Beach Resort, de 372 unidades, en Sunny Isles Beach, y el St. Regis Fort Lauderdale Hotel & Residence, de 234 habitaciones, en obra.

Asimismo, en la costa de Fort Lau­der­dale se inició la construcción del Trump International Hotel & Tower, un condohotel de 298 unidades diseñado para rememorar los cruceros de lujo de 1925 en su aspecto y sentido.

“Estamos felices al entrar en este mercado con tanta presencia,” dijo Donald J. Trump, quien se ha unido al desarrollador neoyorquino Roy Stillman, socio de Bay­rock Group, una compañía de desarrollo de hoteles y resorts.

Trump lleva el crédito de concebir el concepto condohotel en Nueva York con el Trump International Hotel & Tower en Central Park West, catalogado el número uno en Estados Unidos por la revista Conde Nast Traveler.


Xavier Hawley
el condohotel tradicionalmente cubre 80 por ciento de los gastos de operación del condominio, incluyendo la hipoteca y los impuestos, dependiendo de la ubicación y la temporada

Otro de los desarrollos de más interés en la costa sur de Florida es W Fort Lauder­dale Hotel and Residences, el primer condohotel de la cadena W en el mundo.

“Estamos teniendo una gran cantidad de compradores del noreste, quienes están buscando un lugar de moda y atractivo en Florida,” aseguró Jerrold Krystoff, uno de los socios y presidente de Operaciones    de Colonial Development Group, LLC, desarrollador del proyecto.


katrina Campins
Cumple una función para la persona que quiere diversificar parte de sus inversiones y cobrar rentas para una persona que vsita un destino con la intención de permanecer cinco o seis semanas al año, pero el resto del tiempo no va a usar su propiedad

“Con el concepto condohotel los propietarios podrán disfrutar de los servicios completos de amenidades del hotel W cuando estén instalados, y del programa de alquiler cuando no residan en él.”

Actualmente el W está en construcción, con dos torres de 23 pisos, una con 171 residencias tipo condohotel y otra con 343 habitaciones de hotel. Starwood Ho­tels & Resorts Worldwide Inc. será el administrador de la propiedad, que tendrá un spa de clase mundial, un bar, una sala con vista al océano y un comedor tipo gourmet.

Unas millas al sur, el desarrollador Jorge Pérez está creando Park Suites, unidades de condominio completamente amue­bladas, con pólizas de alquiler flexibles, en un nuevo edificio en 50 Biscayne, zona de moda en el mercado de Miami.

En el corazón de Los Cayos, 90 millas al sur de Miami, está Marathon, la famosa “capital de la pesca recreativa en el mundo”. Aquí, entre el vaivén de las palmeras, los pelícanos y las dunas, un nuevo condominio residencial tipo resort Tranquility Bay Beach House Resort, desarrollado por The Singh Company, ha abierto sus puertas.

Tanto Samuel Strauch, de Affinity Realty Group Inc., como Juan Carlos Pardo, de Quorum, opinaron que las motivaciones que tienen los desarrolladores para realizar un condohotel son que se trata de unidades de negocio regidas por el turismo (y en Miami esta actividad está  teniendo un boom muy grande, en 2005 se registró una ocupación de 75 por ciento en los hoteles con un precio promedio por noche de 278 dólares).  Y después de Nueva York, así lo dice el buró de Turismo, Miami espera la mayor afluencia de visitantes en este año, por lo que prevén una ocupación de 80 por ciento; por lo que es conveniente hacer este tipo de desarrollos, porque no sólo es construir un edificio, sino que éste se vuelve una unidad de negocio.

“Si compras un departamento y lo rentas puedes generar ingresos, pero si estás en un condohotel puedes estar generando ingresos mucho mayores y a diario.”

Adicionalmente, hay que tomar en cuenta que entre mil y mil 200 personas se mudan diariamente a Florida, por lo que la economía en el Estado creció 6 por ciento y este año se espera que aumente 7 por ciento, por lo que Florida es el cuarto Estado de Estados Unidos y el octavo del hemisferio, es decir que ocupa el lugar número 15 en el ámbito mundial.

Respecto al número de desarrollos que hay actualmente en esa región, puntualizó que no son más de 35 mil unidades, 10 mil construidas desde 1995 y absorbidas por el mercado, y 15 mil en construcción.

 En relación con el tema de en qué porcentaje puede ser financiada una unidad se sabe que eso depende del lugar, de la zona y del operador. Pero pueden ser autofinanciables hasta en 100 por ciento. Cuando se concluye un hotel se pasa todo un proceso para posicionarlo, por lo que las unidades no se empiezan a rentar desde el primer día. Debe pasar un tiempo, que fluctúa entre seis y ocho meses, para que empiecen a autofinanciarse; además, también depende de varios factores, como el clima o de temporadas turísticas, entre otros.

Mexicanos en la Florida


New Trump. pool

De pronto parece que los mexicanos están dejando de comprar departamentos en Miami, y que ahora la tendencia apunta a los condohoteles, aquellos inmuebles con ubicaciones exclusivas, totalmente amoblados, que pueden arrendarlos desde una semana hasta tres meses.

"Los mexicanos que van a Miami por cuestión de negocios prefieren los condohoteles, aunque sus precios son más elevados, entre mil 250 y 2 mil dólares por pie cuadrado, pero pagan sábanas, platos, muebles de lujo, plasma, Internet y servicios", explicó Fernando de Núñez, director de operaciones de Fortune International Realty en Miami.

Frente a un apartamento promedio, donde los precios oscilan entre 500 y 600 dólares por pie cuadrado, actualmente en Miami están en marcha una decena de proyectos de condohoteles, donde destaca el Ritz Carlton con tres torres que suman 90 departamentos, donde la inversión estimada es de 400 millones de dólares.

"Dentro del público mexicano hay dos grupos principales, uno que radica en Miami por negocios y otro que adquiere propiedades como segunda residencia de ultra lujo", agregó De Núñez. El directivo de Fortune mencionó que esta tendencia también está presente en otras ciudades de EUA, como Los Ángeles, Las Vegas, San Francisco y Houston.


Samuel Strauch
En el caso particular de los méxicanos, les encanta la idea de tener un lugar al cual llegar y donde los van a tratar como les gusta y, sobre todo, saber que su departamento se está trabajando cuando no están en él 

"La comunidad mexicana es una de las comunidades latinoamericanas que tiende a reinvertir la mayoría de sus ganancias en su país, al igual que Brasil; no obstante, hemos visto un aumento sostenido en la compra de bienes raíces, no sólo por inversión, sino también con la intención de mantener la propiedad como un lugar para vacacionar", señaló Craig Studnicky, vicepresidente de International Sales Group.

Y frente a la pregunta de cuánta recepción tiene este modelo inmobiliario entre compradores latinos, particularmente mexicanos, Samuel Strauch, presidente/Bro­ker de Affinity Realty Group Inc., respondió que el crecimiento ha sido constante y se han mantenido los niveles de absorción de este tipo de unidades.

“En el caso particular de los mexicanos, les encanta la idea de tener un lugar al cual llegar y donde los van a tratar como les gusta, con la mejor calidad, los mejores servicios y, sobre todo, saber que su departamento está trabajando cuando no están en él. El incremento ha sido sustancial y es la tendencia actual.”

No obstante, frente al interrogante de cuánto creen que pueda funcionar en México, donde hay muy pocos proyectos que operan bajo esta modalidad, respondieron que ya están "asesorando a grupos de desarrolladores" y creen que puede tener una aceptación realmente elevada, sobre todo en las playas mexicanas, pues tienen el componente turístico, que es muy fuerte. Dicen que creen que si se puede lograr, y hasta la fecha la recepción que han tenido con la gente que van asesorando ha sido muy favorable, por ello opinan que están seguros de que lo van a ver en muy poco tiempo.

Por su parte, Juan Carlos Pardo de Quorum dijo que una persona que desee adquirir una unidad en un condohotel debe fijarse en el desarrollador, en quién está construyendo el edificio, pues a veces se ofrecen en preconstrucción pero no tienen una bandera hotelera asignada y los desarrolladores necesitan cumplir con requisitos mínimos de la cadena hotelera para alcanzar los estándares de calidad que requiere la empresa.

Asimismo se debe tener conocimiento del área, si es de influencia turística, y analizar las tendencias en esta materia, y además hay que ver el tamaño de la unidad y las garantías de financiamiento para la misma, ya que a veces las personas se interesan en comprar porque creen que pueden ser financiadas hasta en 80 o 90 por ciento, y cuando llega el momento sólo contarán con 65 por ciento.

Sobre el tema, Xavier Hawley, de Vistas International Realty, indicó que un condohotel es menos financiable, “normalmente requiere de 20 a 30 por ciento de depósito”. Sobre las desventajas, detalló que podría ser el hecho de que no es privado, ya que lo usan diferentes ocupantes y prácticamente todos los días.

De hoteles a condohoteles

El boom de los bienes raíces en el sur de la Florida, con la construcción de conjuntos residenciales, grandes edificios corporativos, hoteles y complejos comerciales, entre muchos otros desarrollos de todo tipo, sigue vigente, así como la venta de departamentos en la zona, a un ritmo de 5 por ciento anual.


Ocean Spray

El catálogo de precios, estilos y necesidades está disponible para quienes llegan y ven que no sólo se trata de un lugar paradisiaco para vivir por sus múltiples posibilidades, atractivos y servicios, sino que es una especie de nueva tierra prometida llena de oportunidades; por ejemplo, los beneficios fiscales que se otorgan a los inversionistas o la facilidad de obtener un crédito hipotecario a tasas atractivas y el alto valor que alcanzan las propiedades.

Adriana Companet, directora de ventas para Wyndham Resorts and Golden Door Spa, afirmó que aun cuando los precios de la tierra en Miami siguen por debajo de los de otros mercados de Estados Unidos, se han ido nivelando por el auge de los bienes raíces en esta ciudad y han crecido entre 15 y 17 por ciento anual. La cadena hotelera Wyndham propone a los nuevos inversionistas ser copropietarios de un apartahotel, en el que los dueños de los departamentos no tengan que preocuparse por buscar quién los habite y pague la renta, tampoco entenderse con los asuntos de administración y mantenimiento, y disponer de él cuando lo necesiten y por el tiempo que deseen, por ejemplo, para pasar las vacaciones.

La empresa destacó que ésta es la opción que se presenta ahora en Weston, ciudad localizada en los límites orientales de los Everglades de la Florida, muy cerca de Miami, considerada una de las zonas más exclusivas y de mayor crecimiento y valor al sur de ese Estado.


Ritz Carlton

"La cadena hotelera Wyndham y el grupo de inversionistas The Ireland Companies unieron esfuerzos para darle vida a The Residences, un apart-hotel de 252 departamentos de lujo, que pueden ser adquiridos por inversionistas de todo el mundo, con la asesoría de Fortune International."

MCZ/Centrum, la sociedad con sede en Chicago, que ha tenido un excelente éxito con el concepto de los condominios de conversión, anunció sus planes para Sian, una comunidad multifase que ocupa nueve acres desde el océano hasta el Intercoastal, en South Ocean Drive, Hollywood Beach.

La primera fase incluirá la conversión de un edificio de 16 pisos, además de que planean convertir el Hotel Ambassador Resort en un condohotel, este último está ubicado en el canal Intracoastal, en el 3135 S. Ocean Drive. MCZ/Centrum adquirió el Ambassador en julio del 2005. El hotel Ambassador, de 309 unidades, inició su restauración en agosto, y las ventas para ambos edificios se iniciarán a finales de septiembre. El condohotel tendrá una piscina estilo resort, centro de ejercicios con equipos actualizados, salón de reuniones, un restaurante de clase mundial, servicios a la habitación y acceso al club de playa privado, servicios de valet y conserjería.