Los espacios públicos son parte fundamental de las grandes ciudades en el mundo, pero en el Distrito Federal pretenden ser la base de una nueva dinámica que busca la estética y la integración social en los espacios que son visibles.

Daniel Escoto, responsable del Espacio Público en el gobierno capitalino dice que las iniciativas y proyectos que se tienen a diferentes escalas, no buscan ser la copia de lo que se ha experimentado en otras ciudades, sino de la necesidad de abrir espacios para la ciudadanía.

Es así que surgieron proyectos como el corredor Reforma, la Plaza de la República, el embellecimiento de 9 kilómetros del Viaducto Verde, el rescate Fray Juan de Zumárraga, arteria contigua a la Basílica de Guadalupe, espacio que recibe 3 millones de visitantes al año.

Ésos son los planteamientos macro, pero Escoto dice que obras de “mantenimiento como cruceros peatonales, banquetas, postes, casetas telefónicas no se perciben pero también son importantes”.

Se refiere a la dimensión escala calle que permitió mejorar la imagen de la avenida Madero en el Centro Histórico.

El plan incluye también la ampliación de Garibaldi, donde en otras épocas se construyó el estacionamiento subterráneo.

 

Escalas de intervención del Espacio Público

Escala Ciudad (macro)
Corredor Reforma

Escala Calle
Avenida Madero

Escala a detalle
Diferentes colonias de la Ciudad

 

Vista de Polanco, D.F
Vista de Polanco, D.F

 

Los barrios mágicos hacen lo propio

 

Otra iniciativa que aporta la transformación que se plantea para los diferentes proyectos de recuperación de los espacios públicos es la declaratoria de Barrios Mágicos y los recursos que en ellos se dirigen.

Con una inversión récord, el gobierno de la ciudad de México destinará $330 millones de pesos a la regeneración de 19 Barrios Mágicos Turísticos.

En el Distrito Federal, los espacios públicos pretenden ser la base de una nueva dinámica que busca la estética y la integración social en los espacios visibles.

 

De éstos destacan los planteamientos previstos para la Villa de Guadalupe, Garibaldi, Roma-Condesa y Zona Rosa, en este último se destinarán 50 millones de pesos.

Dos son las etapas que considera el rescate del perímetro contiguo a la Basílica de Guadalupe en la delegación Gustavo A. Madero. Se trata de la sumatoria del proyecto del rescate del corredor Fray Juan de Zumárraga que está coordinando Seduvi (Secre-taría de Desarrollo Urbano y Vivienda) y la Secretaría de Obras, más los recursos que tendrá la Plaza Mariana a través de Grupo Carso; mientras que la delegación sumará otro tanto que se integran a los 40 millones de pesos destinados por el gobierno local y federal.

“Lo que estamos buscando es que el turista al llegar, no sólo vaya a la Basílica, sino al parque del Mestizaje, al Museo del Ferrocarrilero, que recorra la calzada de Los Misterios para ver todas las esculturas, e inclusive pernocte y coma en los restaurantes”, dice el Director General de Programas Estratégicos de la Secretaría del GDF, Juan Carlos Arnau.

En una segunda etapa, el gobierno considera el rescate de las avenidas Misterios y Calzada de Guadalupe, transformándolas en 2 grandes ramblas, similar a lo que hoy existe en Barcelona. Se trata de integrar la zona a la glorieta de Peralvillo-Tlatelolco.

En los Barrios Mágicos se demarca un polígono específico, y se declara único para el turismo, por lo tanto se tiende a hacer áreas peatonales, el cableado se hace subterráneo, se homogeniza toda la imagen e inclusive los letreros, pero lo más importante es que se trabaja en la capacitación de los prestadores de servicios y se arman tours, el turista va tener actividad continua las 24 horas en caso de visitar una de estas zonas.

En la Zona Rosa se comenzará a trabajar con una inversión de $50 millones de pesos, para el rescate de la avenida Chapultepec, porque es un parque lineal.

“Fonatur está haciendo un análisis más a fondo en la Zona Rosa, pues se requieren $5 mil millones de pesos, $4 mil van a ser privados y la inversión pública será de mil millones de pesos; con este proyecto se prevé  peatonalizar las calles centrales de la Zona Rosa e instalar fuentes secas”, explica Arnau.

 

Calles de la Colonia Roma
Calles de la Colonia Roma

 

Estacionamientos y parquímetros

 

Parte fundamental de las obras de espacio público es la creación de estacionamiento temporal y permanente en las zonas de mayor tráfico vehicular. Cifras oficiales demuestran que a nivel nacional se duplicó el parque vehicular y esa condición ha generado una inercia en el establecimiento de parquímetros en centros históricos, complementados con estacionamientos de larga estancia.

 

El gobierno de la Ciudad de México destinará $330 millones de pesos a la regeneración de 19 Barrios Mágicos Turísticos

 

En la Ciudad de México, se plantean estacionamientos subterráneos de movilidad, así como parquímetros y otros conceptos que desincentivan el uso del automóvil. Es el caso de las ecobicis, transporte alternativo y otros elementos de las soluciones integrales.

Hoy día se efectúan consultas públicas en las colonias Polanco, Roma, Condesa y el Sur de Tlalpan para generar la instalación de parquímetros. En estas zonas existe un déficit de cajones de estacionamiento. Las propuestas establecen la generación de estacionamientos bajo calle con una capacidad de 250 cajones en cada caso.

Los parquímetros están planeados para atender los polígonos de Polanco-Anzures y Roma-Condesa, con fecha de inicio en el segundo trimestre del año y con operación las 24 horas del día, según sea el caso.

Con el plan integral de recuperación del espacio público, la Ciudad de México vive una de sus mayores intervenciones estructurales, que complementa el desarrollo inmobiliario de diferentes arterias.

 

Calle Madero, Centro Historico, Cd. de México
Calle Madero, Centro Historico, Cd. de México


Texto:Claudia Olguín

Foto: BJARKE INGELS GROUP