Se les ha puesto varios nombres: ciudades "todo en uno" o Met DUIS (Desarrollos Urbanos Integrales Sustentables). En suma, estos proyectos son la propuesta que en los últimos tiempos ha hecho la Sedesol junto con 10 dependencias gubernamentales entre ellas Semarnat, Secretaría de Economía, CONAVI, Banobras, Infonavit, Sociedad Hipotecaria Federal y FONADIN (Fondo Nacionalde Infraestructura).

Para sus promotores, estas ciudades son el futuro de la vivienda porque mejora la calidad de vida de sus habitantes y preservan el medioambiente porque organizan urbana, social, productiva y educativamente el desarrollo en diferentes regiones del país.

"La idea central de los DUIS es tejer a la ciudad, permitir restituir a través de una vocación de región lo perdido por el desarrollo urbano desordenado", explica Sara Topelson Grinberg, subsecretaria de Desarrollo Urbano y Ordenación del Territorio en la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL).

Baja California fue la primera entidad en México en adoptar una tendencia que ya se está expandiendo a nivel mundial: la construcción de ciudades integrales como España y Brasil. Le siguió Guanajuato, el segundo estado en seguir los pasos que han implementado países La necesidad es inminente. Se estima que en dos décadas, en México se requerirá la edificación de 20 millones de viviendas.

 

 

La finalidad de los DUIS es impulsar las ciudades más densas y compactas, integrar sistemas de transporte público eficiente, no 100% motorizado; propiciar la mezcla de uso de suelo y consolidar una red coherente de vialidades que se distribuya jerárquicamente

Aunque actualmente la demanda ha generado que durante los últimos 5 años, se hayan financiado 4.6 millones de viviendas, el desarrollo no ha sido homogéneo.

Así la finalidad de los DUIS es impulsar las ciudades más densas y compactas, integrar sistemas de transporte público eficiente, no 100% motorizado; propiciar la mezcla de uso de suelo y consolidar una red coherente de vialidades que se distribuya jerárquicamente.

La meta es generar un total de 18 ciudades del tipo que permitan combinar diferentes modelos de vivienda que van desde la económica, social y media baja donde haya una mezcla de beneficiarios, se evite la segregación social y se desarrolle conciencia social entre sus habitantes.

Los cuatro proyectos en desarrollo son: Tijuana, en Baja California; Villagrán en Guanajuato; Nogales, Sonora y Villahermosa, en Tabasco. Prácticamente todos ubicados en zonas cercanas a las ciudades.

"Su instrumentación requiere de formar una canasta de incentivos, porque se incluye a autoridades municipales y federales para la dotación de servicios urbanos (transporte, agua, vialidades, luz), así como a desarrolladores, hospitales, zonas comerciales, escuelas y empresas que integren a la actividad productiva a la población que vive en las comunidades integralmente planeadas", detalla la funcionaria de SEDESOL.

En materia de preservación al medio ambiente producto del cambio climático, estas iniciativas buscan reforzar las actividades de prevención y atención a riesgos naturales, impulsar el reciclaje de desechos, el uso eficiente de la energía y los recursos naturales. Es un hecho que el crecimiento urbano de los últimos 50 años ha sido exponencial y plantea un crecimiento demográfico aún mayor en los próximos años.

Actualmente en México existen alrededor de 108 millones de habitantes, de los cuales el 72% es población urbana, residente en 382 ciudades del país de más de 15,000 habitantes que conforman el sistema urbano nacional.

Los DUIS, aunados a otras medidas, plantean responder a la necesidad de vivienda y suelo servido para el crecimiento sustentable y sostenible de las ciudades. El reordenamiento busca que los nuevos asentamientos sean planeados como ciudades integrales, que no pongan en riesgo el suelo, el agua o los recursos energéticos requeridos para las generaciones futuras, y donde sus habitantes se vean favorecidos por la diversidad social y de los servicios.

En particular, explica Topelson Grinberg, que cada proyecto que busca recibir la factibilidad de DUIS tiene que pasar por una evaluación de factibilidad financiera y acciones metodológicas de tipo ambiental, desarrollo regional, urbano, barrial y arquitectónico. Se estima que en promedio, la maduración de un proyecto así toma un proceso de maduración de al menos 10 años.

La intención, dice la funcionaria, es lograr su viabilidad y la vocación en el largo plazo. "Por ello, hemos instrumentado un proceso semestral de evaluación que vigila el desarrollo de los proyectos y la sustentabilidad de sin vida con menores niveles de consumo de energía, agua y correcta distribución territorial".

Los proyectos iniciados involucran fundamentalmente edificación de vivienda social se involucra fases como la selección y adquisición de tierra con la vocación adecuada, es decir, que en realidad sirva para la construcción de hogares; planeación y desarrollo de infraestructuras; edificación de la vivienda y la individualización de la misma. Sin embargo, la intención es que muchos de ellos cuenten con diferentes tipos de vivienda, escuelas, transporte, servicios médicos y áreas verdes.

DUIS Activos
ProyectoEstadoMunicipioSup. (Ha)ViviendasPoblación
Valle de San Pedro Baja California  Tijuana   5,859 160,000  640,000 
El Rehilete  Guanajuato  Villagrán   157 10,000  40,000 
Puerta de Anaza  Sonora  Nogales  1,032  23,000  90,000 
El Cielo  Tabasco  Villahermosa  304  30,000  120,000 
SUMAS 7,388 223,000 890,000

FUENTE: SECRETARÍA DE DESARROLLO SOCIAL, SOCIEDAD HIPOTECARIA FEDERAL.

El Rehilete

En el Rehilete, el segundo DUIS de México, ubicado en el municipio de Villagrán, Guanajuato, se concluyeron las dos primeras fases, y busca ser una incubadora para desarrolladores medianos y pequeños. Se trata del primer desarrollo integral sustentable para vivienda popular de la zona del centro del país, desarrollado en una superficie de 158 hectáreas con capacidad para albergar a más de 10,000 familias.

Ubicado entre los municipios de Cortázar y Celaya, el Rehilete atenderá una demanda de vivienda creciente de esta zona industrial que a diario recibe a 30,000 trabajadores, y está planeado para evitar el crecimiento desordenado y contribuir a mejorar la calidad de vida de sus residentes.

El desarrollo está planeado para una población de bajos recursos. Del total de desarrollo de vivienda, 30% albergará vivienda económica dirigida a familias con ingresos entre dos y cuatro salarios mínimos; 40% de vivienda para familias con ingresos de cuatro a seis salarios mínimos, y 30% de vivienda tradicional y de interés social para familias con ingresos de hasta ocho salarios mínimos.

Como la lógica de los DUIS lo plantea, el Rehilete es una ciudad dentro de otra ciudad, un espacio donde los pobladores no se desplazan a largas distancias para actividades como supermercado, escuela, zonas de trabajo. En el proyecto se consideran más de 20,000 metros cuadrados para educación y cultura; más de 21,000 en equipamiento deportivo y un total de 167,191 metros cuadrados de servicios de salud, comunitarios y centros recreativos.

 

Master Plan para Sany Beijing
Master Plan para Sany Beijing



Además, previo a la edificación de vivienda, se instrumentó una planta de tratamiento de agua, pozos de agua potable, ciclovías, rutas para transporte público, paraderos de autos y bicis, mobiliario urbano guarderías, escuelas, clínicas, mercados, áreas deportivas y centros culturales y comerciales.

Algunos organismos como Infonavit saben de los beneficios de la integración urbana. En conjuntos habitacionales independientes localizados en zonas periféricos, sus habitantes gastan alrededor del 30% de su sueldo en transporte, generando abandono de inmuebles.

El siguiente paso es instrumentar los proyectos en las zonas urbanas. Tal y como se ha logrado en ciudades como Zurich, Bilbao y Londres, que lograron regenerar bajo todas estas perspectivas su actividad económica, social y urbana


Texto:oscar regalado

Foto: PLATAFORMA ARQUITECTURA, PERKINS+WILL, BUBA ARQUITECTOS, BELZBERG ARCHITECTS