Desde su nombramiento como Patrimonio de la Humanidad se ha impulsado la imagen de Campeche. Hoy se percibe como una ciudad con un legado histórico y tintes de modernidad.

 

Desde su nombramiento como Patrimonio de la Humanidad se ha impulsado la imagen de Campeche. Hoy se percibe como una ciudad con un legado histórico y tintes de modernidad.

Campeche es una ciudad con un pasado muy rico y un presente 

floreciente. La conservación, preservación y transmisión de la memoria histórica corre a cargo de José Manuel Alcocer Bernés, cronista de la ciudad de Campeche. Doctor en Historia por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ocupa este cargo desde 1994. Como él mismo señala, con el paso del tiempo el registro de lo más importante que ocurre en una ciudad se convierte en la historia misma, por lo que la crónica registrada se vuelve la memoria de los pueblos.

Alcocer Bernés comenta que una parte muy importante de este presente-pasado que coexiste en el estado, es la huella que dejaron los mayas y que se puede apreciar en sitios como Edzná, Calakmul, Hochob y Jaina; aunque su mundo forma parte del entorno y sigue presente en las comidas como los pibipollos, tamales, xnipec, o xpelón, o en la forma de hablar y el uso frecuente en el lenguaje de palabras mayas mezcladas con el español.

 

Perspectiva desde la azotea del extemplo de San José
Perspectiva desde la azotea del extemplo de San José

 

Otra parte, es la que dejaron las invasiones de piratas y bucaneros, que aún se mantienen en el imaginario de la ciudad y que se puede constatar en canciones, nombres de negocios y hoteles, o la costumbre de que los hombres sean los que vayan al mercado, la cual quedó de aquellos tiempos en que ellos hacían las compras de víveres para evitar que las mujeres fueran raptadas.

José Manuel Alcocer también nos habla sobre el enorme patrimonio que resguarda Campeche. En cuanto a arquitectura religiosa se refiere, se pueden encontrar ejemplos como el convento de San Francisco, la catedral de la ciudad, la iglesia de San Francisquito, el templo del Dulce nombre de Jesús y el extemplo de San José; por otro lado, la arquitectura militar está presente en los fuertes construidos en los cerros, como los de San José el Alto y San Miguel, hoy convertidos en museos. Este tipo de arquitectura es la que le ha dado a Campeche su identidad, explica. Asimismo, el estado cuenta con un patrimonio natural muy basto. “Lo podemos observar en dos de las zonas protegidas, la zona del manglar uno de los más grandes de México, donde arriban cientos de aves migratorias y es un sitio de conservación de especies marinas, como el sábalo, y la joya de Campeche, la biosfera de Calakmul”, apunta.

 

José Manuel Alcocer Bernés
José Manuel Alcocer Bernés

 

Modernidad y tradición

 

El crecimiento de Campeche ha sido lento, eso le ha permitido conservar sus tradiciones y costumbres. Aunque también posee nueva infraestructura, como él mismo lo dice: “tampoco podemos quedarnos rezagados y vivir en el pasado. Por lo tanto, la construcción de nuevas vías, de edificios, de plazas o de hoteles son parte natural de una ciudad en crecimiento, pero que todavía vive sus tradiciones como el carnaval, el Hanal Pixán, la feria de San Román, las novenas o la Semana Santa”.

Una muestra de este desarrollo es el establecimiento de un área específica como la zona de Ah Kim Pech, donde se siguen construyendo restaurantes, servicios, casas comerciales y supermercados. “Este espacio es para el crecimiento moderno de la ciudad, dando paso al progreso económico, vía el desarrollo comercial, sin que esta ‘modernidad’ afecte el pasado histórico arquitectónico de la vieja ciudad”, destaca.

 

Vista nocturna del centro de Campeche
Vista nocturna del centro de Campeche

 


Texto:Real Estate Market & Lifestyle

Foto: EXPRESSO CAMPECHE,ARO AZUL,JORGE L BORROTO,MARIO RAMIREZ