Los fideicomisos de inversión en bines raíces (Fibras) limitaron su desempeño en 2015 debido a la volatilidad cambiaria, a pesar de los favorables fundamentales que se transformaron en dividendos superiores respecto a 2014.

De acuerdo con un análisis de Roberto Solano, analista del sector en  Monex, en 2016 inician con una visión moderada del sector. Sin embargo, considera que a pesar de los periodos de volatilidad que se tendrán, los retos que esperan las fibras se materializarán en un sólido crecimiento y por lo tanto en dividendos superiores respecto al año recién finalizado.

Los retos que visualizan están asociados a realizar adquisiciones, estabilizar los activos adquiridos en los últimos 12 meses, la mejora en el crecimiento orgánico y el avance en los desarrollos.

En particular, señaló que en las Fibras que realizan cobertura de análisis, prevén un dividendo 12% superior a lo observado en 2015.

Sobre la perspectiva, particular de las Fibras, el analista indicó que mantiene una visión positiva sobre Terrafina, FibraMQ y Danhos, en tanto para Funo su visión es moderada.