El mayor fideicomiso inmobiliario de México y América Latina reportó en el primer trimestre de 2016 un crecimiento de 42.6% en sus ingresos totales a pesar de que BBVA Bancomer dejó de ser su inquilino en tres edificios corporativos.

Asimismo, terminó el trimestre con un área bruta rentable de más de 7.1 millones de m2, 511 propiedades y un sano nivel de ocupación consolidada de 94.5 por ciento. Su ingreso operativo neto (NOI por sus siglas en inglés), avanzó 42.8% anual.

André El-Mann, CEO de FUNO, describió que “excluyendo el efecto de la salida de BBVA, la métrica de rentas mismas tiendas se incrementó 7.1% a nivel de renta mensual por m2, comparada con el primer trimestre de 2015”.

Agregó que con BBVA mudándose a su propio corporativo, FUNO tiene la oportunidad única de iniciar el nuevo y mejorado proyecto Mitikah, que combinará el desarrollo original de Mitikah (Portafolio Buffalo) con el redesarrollo e integración de Centro Bancomer (Portafolio Colorado) en un nuevo desarrollo.

El FFO por CBFI creció 18% respecto al mismo trimestre, un aumento considerable de 0.4256 en el primer trimestre de 2015 contra 0.5023 del primer trimestre de 2016, lo que refleja la fortaleza del modelo de negocio de FUNO, señaló El-Mann quien también advirtió que siguen observando tendencias positivas en sus tres segmentos: oficinas, comercial e industrial, lo que contribuye a un mejor desempeño operativo.

La distribución fue de 0.5020 pesos por CBFI (en el 1T15 fue de 0.4921 pesos).

Por segmento, la contribución a los ingresos fue de 52% retail, 26.7% industrial y 21.3% oficinas.

El valor de las propiedades de FUNO se incrementó en 3,171.3 millones de pesos en el primer trimestre de 2016, como resultado de la revaluación de sus activos, la adquisición de Puerta del Hierro y El Saltom y la inversión en los proyectos de desarrollo existentes.