La constructora mexicana ICA anunció que sus ingresos netos consolidados se redujeron en 53% durante el cuarto trimestre de 2015, en comparación con el mismo periodo del año anterior, para situarse en 5,504 millones de pesos (mdp).

En el comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), luego de un mes de prórroga, señaló que esta reducción se debió principalmente a un menor ritmo de construcción de diferentes proyectos y a la terminación de proyectos en el extranjero.

De octubre a diciembre la pérdida neta consolidada fue de 10,510 mdp, mientras que en todo 2015 fue de 13,833 mdp.

“La pérdida neta es resultado principalmente de la reducción en ventas del segmento de Construcción, de los cargos por las estimaciones de cuentas incobrables y deterioro de otros activos, y el efecto de la depreciación del peso contra el dólar”, explicó la constructora.

Por otro lado, la deuda consolidada cerró el año en 67,617 mdp, es decir, 7% más en comparación al 31 de diciembre de 2014. El incremento se debió a la depreciación del peso frente al dólar y a que la deuda en moneda extranjera representa el 45% del total.