Trabajadores en Hidalgo y Edomex inician y se sumarán gaseros de Tlaxcala, Veracruz y Puebla; nueva disposición de la 4T les deja ganancias menores a 100 pesos diarios.

0 No me gusta0

Debido a los controles del precio que inició el Gobierno Federal de Andrés Manuel López Obrador, hace unas horas inició un paro que está escalando a nivel nacional, el cual afecta a cientos de permisionarios de gas LP.

En este sentido, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas (Amexgas), se deslindó de las acciones realizados por los comisionistas debido los precios máximos impuestos por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

“Los Empresas distribuidoras del Valle de México se deslindan de las acciones de Grupos de Comisionistas independientes, que no tienen permiso de distribución y están bloqueando las plantas, impidiendo que salgamos a trabajar y suministrar los hogares y comercios que requieren gas”, aclaró la Amexgas a través de su Twitter.

Desde hace unas horas, gaseros de la Ciudad de México y el Estado de México conjuntamente iniciaron un paro, que según estimaciones preliminares, sería de 8 mil pipas de Gas LP, las cuales dejarán de prestar servicio.

“La suspensión de actividades (es) porque no hay condiciones de precio que nos permitan tener un margen operativo”, denunció José Adrián Rodríguez, presidente de la Unión de Gaseros del Valle de México.

Al paro se sumaron trabajadores de Hidalgo y se espera que se sumen gaseros de Tlaxcala, Veracruz y Puebla, ya que no pueden vender su producto debajo de su costo habitual.

Agregó que el precio de 11.52 pesos por litro para la CDMX es apenas cubre el precio de operación de las plantas de distribución y las pipas, y que ellos, como comisionistas y no empleados de la misma, deja sin margen de ganancia a cientos de trabajadores.

“Si Pemex va a recibir un subsidio de 1,100 millones de pesos mensuales puede sostener estos precios, pero que irónico vas a vender un combustible más barato, pero en realidad lo vas a tomar de los mismos impuestos que le cobras a la gente”, argumentó.

Dijo que entre comisionistas afectados y personal serían al menos 16,000 mil que trabajan en la cadena de entrega final del producto, “con ese precio no se tienen ni 100 pesos de utilidad al día, por eso las plantas al no tener garantías laborales van a empezar a cerrar”.

El Gobierno Federal “pasó por encima de todos y las plantas están cerrando y a partir de este martes va a ser un día sin Gas LP en la ciudad”.

En Hidalgo, los camiones distribuidores se acumularon en la avenida Centenario de la Revolución en Tulancigo en señal de protesta ya que apenas les deja sin comisión por venta. En Texcoco, a 30 kilómetros de la CDMX, las estaciones de servicio no abrieron y se han sumado a la huelga. En el Estado de México, hay tres pipas destrozadas en el estacionamiento de la empresa Lomas Gas, reflejo de la disputa entre consumidores y proveedores.

Con información de Forbes, El País, El Sol de México y redes sociales