Negocian con BowX Acquisition Corp para comprar un activo, por el que Cushman & Wakefield pagaría 150 millones de dólares.

4 No me gusta0

WeWork y Cushman & Wakefield sellaron un acuerdo para comercializar espacios flexibles juntos y desarrollar nuevas soluciones, lo que ayudaría a los inquilinos de las oficinas a adaptarse al trabajo remoto.

La unión mezclará la plataforma de WeWork para gestionar la experiencia en el lugar de trabajo y la experiencia en hoteles con los servicios de gestión de activos e instalaciones de Cushman & Wakefield.

Además, la firma de espacios flexibles y la compañía de servicios inmobiliarios conversan con BowX Acquisition Corp para comprar un activo, por el que Cushman & Wakefield pagaría 150 millones de dólares (mdd).

El objetivo de WeWork es incursionar en la bolsa en el tercer trimestre de 2021 (3T21), con una valoración de 9,000 mdd, en la que BowX aportará 483 mdd y el resto prevé obtenerlos a través de fondos privados.

Sandeep Mathrani, CEO de WeWork, dijo que el covid cambió la forma de trabajar, por lo que esta unión  ayudaría a propietarios y empresas a satisfacer la demanda de lugares de trabajo flexibles que se adapten a los cambios y necesidades de la fuerza laboral actual.

En este año, ya se han producido acuerdos similares entre los competidores inmobiliarios. CBRE compró una participación del 35% en Industrious, un competidor directo de WeWork. Mientras que Newmark recibió permiso para comprar Knotel, que estaba en bancarrota.

La compañía de espacios de trabajos flexibles anotó pérdidas de 2.062 mdd en el 1T21, cuatro veces más que el 1T20. Por su parte, Cushman ingresó 35.5 mdd en el 1S21, frente a las pérdidas de 155,9 mdd en el 1S20.

 

 /Con información de Agencias/