Disponibilidad de 24/7 los 365 días del año y flexibilidad de contratos, son lo que requieren actualmente profesionistas independendientes, pymes y startups.

1 No me gusta0

Necesidad de espacios al aire libre, comedor, cafetería, zona de recreación, varios espacios de estacionamiento, acceso 24 horas, vigilancia, excelente conectividad a Internet, oficinas privadas, buen aislamiento de ruido, varias salas de juntas de varios tamaños, y hasta secretaria virtual, son parte de la necesidad de los espacios coworking actuales.  

Ante el regreso paulatino a las oficinas, durante el periodo crítico de la crisis sanitaria comenzaron a ganar preferencia los espacios que nos permitieron tener una especie de oficina, con todas las comodidades y servicios de ésta, pero sin los altos costos de rentar, amueblar y pagar a personal extra.

¿Quiénes quieren trabajar ahí?

Aunque los clientes naturales de estos espacios fueron de inicio los profesionales independientes y microempresas, hoy en día tienen más adeptos entre la población que sigue sin ir a la oficina o definir si se quedará en un esquema híbrido o no, incluso, también se habla de los nómadas digitales, que también apuntan a ser otro nicho importante.

Los profesionistas independientes son el tipo de cliente que sigue decantándose por esta opción, además que los coworking son espacios ideales para las startups.

Además, la pandemia significó un gran reto para toda la comunidad empresarial, el coworking ha sido la salvación de muchas pymes y hoy día es una tendencia.

Las ventajas de este esquema, según Frida Arana Beltrán, de Aire y Acero, es que “puedes ahorrar costos, conocer empresas y emprendedores, hacer publicidad de lo que hace tu empresa con los mismos compañeros de espacio”, además de flexibilidad de horarios, limpieza y mantenimiento. Pero, entre las desventajas que identifica son que “no hay mucha privacidad, hay mucho ruido”.

Un buen coworking

Es importante en estos espacios cuenten con sala de juntas y un lugar dónde recibir clientes, algo que no puede hacerse en casa, además de accesos 24/7 todo el año, centro de impresión, conexión a salas virtuales con cámara web y microfonía. Los muebles deben de ser de gran calidad, cómodos, modernos y deberán contar con la última tecnología.

Por otro lado, se necesita un espacio homogéneo no es la mejor solución para las necesidades de los clientes de coworking, además de pensar en espacios de trabajo colaborativos y sin asignar, que combina grandes mesas de trabajo, rincones individuales, mesas touchdown, y cabinas para un enfoque silencioso; o esquemas tipo cocina y comedor para crear un animado centro de actividad, donde la interacción social puede volver a ocurrir.

¿Alta demanda y precios accesibles?

De acuerdo con Cruz Leyva de Century 21, “los niveles de ocupación de estos servicios han llegado casi al límite, ya que a raíz de la pandemia, muchas empresas tuvieron que dejar sus oficinas y migrar a esta modalidad. En promedio 6 de cada 10 empresas dejaron por completo sus oficinas o una gran parte de ellas, y recurrieron a este tipo de servicios”.

Asimismo, considera que actualmente en las principales ciudades como Guadalajara, Monterrey y CDMX existen más de 350,000 m2 que ocupan los coworkings.

Para Frida Arana Beltrán, de la startup Aire y Acero, los coworking serán una excelente solución para aquellas empresas que estén comenzando después de la pandemia, sobre todo por costo, mantenimiento, entre otros servicios. Además, en lo referente a los plazos de renta, observa que aunque muchos empresarios buscan esquemas de un año, hoy es común la renta mensual.

Otro elemento es la flexibilidad de los contratos, que son una de sus grandes ventajas y dependerá del esquema que se esté contratando, destaca un informe de Inmuebles 24.