El escenario de incertidumbre que planteó el año 2017 al mercado inmobiliario de oficinas por el riesgo de sobreoferta y luego de un primer trimestre sin actividad por el efecto Trump, no fueron obstáculos para tener un año récord en materia de comercialización de espacios que llegaron a cerca del medio millón de metros cuadrados.

A pesar de la incertidumbre económica y financiera que se observó en 2017, la demanda de espacios inmobiliarios está terminando el año con niveles muy cercanos al 2016.

Diversas desarrolladoras inmobiliarias están apostando al crecimiento del estado de Puebla y están realizando inversiones para ampliar la oferta de espacios industriales y de oficinas.

La comercialización de espacios de oficinas se mantiene estable con una demanda muy similar a la del año pasado, en niveles de los 325,000 m², por lo que se espera culminar el presente año en 440,000 m² prevé CBRE.

El mercado de oficinas de la ciudad de México finalizó el tercer trimestre del año con un moderado incremento en la demanda, derivado de la afectación en edificios clase B por los pasados sismos. Asimismo, apunta a un desequilibrio entre oferta y demanda de magnitud limitada, no a una sobreoferta, afirmó el reporte trimestral de Cushman & Wakafield (C&W).