Analistas del sector de la vivienda estiman que debido a la fortaleza del dólar, los precios podrían aumentar alrededor de un 4.6% en este año.

De acuerdo con información de El Financiero, Luis Medina, gerente de estudios de mercado de Softec, explicó que los materiales utilizados en la construcción como el cemento y algunos acabados han subido de precio; aunque la mayoría de los desarrolladores están realizando ajustes muy graduales, para que esto no tenga un impacto directo en la demanda.

Por su parte, Fernando Abusaid, expresidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) destacó que sólo algunos productos como el acero, cobre y aluminio se encuentran dolarizados, y el resto son productos nacionales, por lo que no habrá un incremento significativo en el precio de las casas.

“El desliz de la moneda extranjera sólo impacta en tres productos que son acero, cobre y el aluminio. Siempre se ha presumido de que nuestra industria tiene consumibles nacionales en casi 100 por ciento. En este momento nos están impactando los precios internacionales de dichos insumos, pero no nos representa un gran impacto” señaló.