Durante el mes de abril dará inicio el programa de Acciones Nacionales Apropiadas de Mitigación (Nama por sus siglas en inglés) de vivienda existente, con el que se generarán microcréditos respaldados por Nafin y Fide a familias de bajos recursos para equipar las viviendas con paneles fotovoltaicos y calentadores solares.

A través de este programa se subsidiará hasta el 20% del costo total del valor de las ecotecnologías, con el propósito de reducir los gases de efecto invernadero emitidos por uso de energías no renovables y, a la vez, crear ahorro en los gastos familiares.

La iniciativa cuenta con la participación de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) a través de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), Nacional Financiera (Nafin), Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (Fide), quienes han trabajado en 2015 en el subsidio de alrededor de 125,000 viviendas sustentables, con lo que se logró mitigar 18,000 toneladas de dióxido de carbono y se continúa con el proceso de construcción de 30,000 viviendas más incorporadas al programa Nama, lo cual reducirá más del 20% en la emisión de gases efecto invernadero.

Al respecto, la Sedatu a través de la Conavi destinó en este sexenio más de 2,000 millones de dólares para la construcción de vivienda energética eficiente, de los cuales se han invertido alrededor de 55.5 millones para las vivienda Nama concretamente. De igual manera, se han recibido donaciones de países como Alemania, Reino Unido y el BID para la promoción de la construcción de este tipo de vivienda, el cual asciende a 225 millones de dólares.