El precio anualizado de viviendas familiares subieron menos de lo esperado en enero, con lo que alcanzo 5.7% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

El índice compuesto de S&P/Case Shiller del precio de la vivienda en 20 áreas metropolitanas se mantuvo por debajo del 5.8% que se esperaba para este periodo, según un sondeo realizado por Reuters entre especialistas.

David M. Blitzer, director general de S&P, señaló que los precios continúan aumentando al doble de la tasa de inflación, impulsados por los bajos inventarios y el bajo suministro, sin embargo, la financiación sigue siendo una preocupación para algunos compradores potenciales, particularmente los adultos jóvenes.

Las ciudades que presentaron un mayor incremento en los precios de la vivienda fueron San Francisco, Seattle y Portland.