Derivado de la promulgación de las reformas, hoy hay más de 230,000 millones de pesos disponibles para financiar proyectos de energía.

El ciclo reformador de México, donde destaca el sector energético, comienza a transformar el escenario de los negocios petroleros en el país. La fila no se ha hecho esperar por lo que empresas nacionales e internacionales han expresado su interés por participar en el sector una vez que estén definidos los proyectos.

Sin embargo, hay un par de elementos estratégicos que se deben considerar como en todo proyecto productivo: capital y financiamiento.

Por lo mismo, una vez concretada la reforma energética se requerirán millonarios recursos para ejecutar las inversiones que lleguen para el ramo. Analistas financieros consideran que uno de los sectores que se verá más beneficiado con estos cambios será el bancario.

Entre las empresas privadas que quieren hacer negocio en el sector aparecen los bancos o grupos financieros, como Santander, Banamex, Banorte, HSBC e Interacciones, y algunos otros que aún no hacen públicos sus planes.

 

 

Al momento de cerrar la presente edición, los fondos que han anunciado las instituciones de crédito que operan en el país, para financiar proyectos del sector superan los 230,000 millones de pesos (mdp), los cuales irán creciendo considerablemente conforme otras instituciones locales se sumen o hagan públicos sus fondos, como el banco más grande del país, BBVA Bancomer, y un activo participante en el sector como Grupo Carso y su brazo financiero Inbursa.

Esos recursos estarán disponibles a través de los créditos directos de la banca, algunos otros a través de fideicomisos, también algunos de la mano con la banca de desarrollo y sin duda habrá apoyo a través de emisiones de deuda y capital.

Adrián Garza, analista del Grupo Infraestructura Global y Financiera de Moody’s, señaló que los desarrollos de infraestructura que contempla la reforma energética requerirán de elevados montos de financiamiento por parte de la banca, debido a que 30% de la inversión vendrá del sector privado y hasta que los proyectos no estén en marcha se prevé que las empresas puedan acudir a la bolsa a levantar deuda para continuar creciendo.

Especialistas de Monex y Ve por Más coinciden en que los grupos financieros especializados en crédito a pequeñas y medianas empresas (Pymes) relacionadas con el sector energético, como Santander, Banorte y Banregio, son de los que tendrán mayor actividad en los próximos años, para financiar las inversiones que lleguen. Sin embargo, ven también amplias oportunidades para algunos bancos de nicho. De la misma manera, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se declaró lista para apoyar el crecimiento de estos sectores productivos.

 

Banamex

 

A principios de septiembre, Citigroup y Banamex hicieron público su programa de inversiones en México, por un monto de más de 20,000 mdp, alrededor de 1,500 millones de dólares (mdd), hasta el 2018.

Pero en particular, Banamex informó que además de estas inversiones, ampliará sustantivamente sus programas de crédito, destacando el apoyo de proyectos públicos y privados en el sector energético con un monto aproximado de 130,000 mdp entre 2014 y 2018, tanto en créditos directos como en emisiones de deuda y capital.

 

Los grupos financieros más activos serán los especializados en créditos a Pymes relacionada al sector energético.

 

Santander

 

Grupo Financiero Santander declaró que al concluir el proceso de reformas estructurales, México está consolidando una madurez económica que ha sobrepasado expectativas. Y como parte del liderazgo que ha mostrado en los últimos años en el sector energético, anunció que tiene listos recursos por al menos 65,000 mdp para el desarrollo de infraestructura en proyectos de energía, principalmente con entidades como la Comisión Nacional de Electricidad y Petróleos Mexicanos.

Afirmo que “el banco ratifica su apuesta por el país, al posicionarse como uno de los jugadores más importantes en la estructuración, financiación y desarrollo de proyectos en los sectores de energía e infraestructura, a través de sus capacidades de Projet Finance y Asset Capital & Structuring…”.

Por su parte, la firma Dealogic reportó que durante los últimos 12 meses –finalizados en agosto–, México concertó 10 proyectos de infraestructura energética en el mercado mexicano, de los cuales Santander participó en seis, lo que representa el 40% del volumen total.

El banco reportó que actualmente participa en 20 proyectos de energía con una capacidad superior a los 2,800 MW. Pero también está involucrado en el segmento de
hidrocarburos, al ser asesor financiero en el proyecto “Los Ramones” red de gasoductos de 960 km. Martínez Gavica señaló que el banco acompaña el desarrollo del país con su oferta en sectores centrales de la economía como el financiamiento a la infraestructura y el
sector energético.

 

Santander destinará 65,000 mdp para proyectos relacionados con el sector energético.
Santander destinará 65,000 mdp para proyectos relacionados con el sector energético.

 

HSBC

 

Por otra parte, el Grupo Financiero HSBC y Nacional Financiera (Nafin) lanzaron desde mayo pasado el programa “Impulso Energético”, que consiste en un fondo por 26,000 mdp para el otorgamiento de crédito a empresas que participen en toda la cadena de valor.

El presidente del Consejo de Administración del Grupo Financiero HSBC México, Luis Peña Kegel, dijo que este financiamiento será para todas las empresas, pero sobre todo para las Pymes vinculadas con el sector energético. Además, detalló que los créditos irán de 50,000 a 500 mdp, a tasas desde 4% en dólares y de 6% en pesos, a plazos de tres meses a cinco años. Este financiamiento no está destinado sólo para proveedores del sector público, sino también para proveedores directos e indirectos, entre otros.

 

Interacciones

 

El Grupo Financiero Interacciones no se queda atrás, toda vez que es un activo participante en el financiamiento de proyectos de infraestructura. Al cierre de junio de 2014, el banco tenía una cartera de 19,879 mdp en 41 proyectos, de los cuales 10 son en el ramo de energía, nueve en el sector hidráulico y nueve más en los sectores de comunicaciones
y transportes.

A la fecha, la institución tiene alrededor de 48 proyectos de infraestructura en proceso de aprobación, para los cuales se destinaría un monto cercano a los 13,300 mdp, según información del grupo financiero. De éstos, 22 proyectos corresponden al sector energético, para los cuales se destinarían 6,100 mdp. Interacciones estima que con las leyes secundarias podrían sumar 17 proyectos del sector energético a financiar, por un monto de 4,500 millones de pesos.

De concretarse la proyección, el banco financiaría casi 40 proyectos que se desarrollarán durante los próximos años en el sector energético por un monto total de 10,600 mdp, de acuerdo con la información de la institución reportada a medios informativos.

Como parte de ello, el grupo está en búsqueda de proyectos de energía eólica junto con la firma china Envision, aprovechando las oportunidades que abre la profunda reforma energética puesta en marcha este mes en México. Interacciones firmó un memorando de entendimiento con Envision para identificar proyectos de energía que esperan discutir antes de que finalice el año.

 

El SAR dispondrá de cerca de 3 bdp al 2018 para financiamientos y créditos en el sector.
El SAR dispondrá de cerca de 3 bdp al 2018 para financiamientos y créditos en el sector.

 

Banorte

 

Banorte prepara un fondo de 500 mdd para apoyar proyectos de infraestructura y energía, el cual se prevé que esté listo a finales del presente año. Es probable que se maneje por holding financiera separada del banco.

El grupo financiero considera que una vez que haya comenzado a operar, el segundo paso sería hacer fondos adicionales en donde se estaría levantando capital de los mercados de inversionistas nacionales e internacionales.

 

Mercado de valores listo

 

Además del financiamiento bancario tradicional, el mercado de valores local a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se declaró listo para generar el financiamiento que requieran los proyectos en materia energética, tras la promulgación de la reforma.

Pedro Zorrilla Velasco, director general adjunto de Servicios Corporativos y Relaciones Institu-cionales de la BMV, aseguró que con la aprobación de la reforma energética y sus leyes secundarias, se abre una gran oportunidad para aprovechar el ahorro interno en
beneficio de la economía mexicana y es, además, una oportunidad histórica para que el mercado bursátil consolide sus instrumentos y mecanismos de financiamiento, tanto en el mercado de deuda como de capitales.

Prevé que los instrumentos actuales que tiene el mercado pueden satisfacer las necesidades en el corto plazo, pero en el mediano y largo, de requerirse, se podrán hacer adecuaciones o crear alguna alternativa de emisión o financiamiento distinta.

Los mercados financieros evolucionan constantemente, pero en la actualidad, la BMV tiene un arsenal basto para hacerle frente a cualquier necesidad de financiamiento en materia energética. Agregó que en el mercado de deuda están las bursatilizaciones y las ofertas quirografarias; en el mercado de capitales están las ofertas accionarias; las colocaciones de certificados de capital de desarrollo (CKD) y los Fideicomisos de Infraestructura de Bienes Raíces (Fibra). Cualquiera de estos instrumentos se puede adaptar a la necesidad de los emisores.

Sin embargo, puntualizó que “en la medida en que identifiquemos necesidades puntuales que pudieran venir de este sector y que requiriéramos de un proceso de innovación en algún tipo de producto, lo trabajaremos”, afirmó.

Por otra parte, no debemos olvidar que habrá cerca de 3 billones de pesos (bdp) de activos netos en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) proyectados al 2018, y otro tanto de patrimonio en fondos de inversión. Todos estos recursos están disponibles para financiar proyectos energéticos a través del mercado accionario.

Sin duda los inversionistas institucionales, como la afores, tienen muchos recursos para invertir.

 

La BMV prepara mecanismos e instrumentos para satisfacer necesidades de financiamiento a largo plazo en materia energética.
La BMV prepara mecanismos e instrumentos para satisfacer necesidades de financiamiento a largo plazo en materia energética.

 


Texto:Jesús Arias

Foto:utilities,MONSOLAR,FIBRA HOTLE,FIBRA UNO,SEDIGAS