El aumento anual de familias, en combinación con clientes motivados por el momentum de los créditos hipotecarios, ha impulsado a la demanda de vivienda.

En opinión de Eduardo Reyes MacDonald, director general adjunto de Crédito Hipotecario y Automotriz de Banorte, es buen momento de tomar un crédito porque existe la posibilidad de acceder a muy buenas condiciones e incluso a una tasa fija. “Esto, creo, es el principal factor para que haya esa confianza”.

En entrevista con Real Estate Market & Lifestyle, expresó que “es una época histórica en la banca; niveles de tasas por debajo del 9% no se habían presentado en los últimos 50 años, por lo que éste es un súper momento para que el mercado tome una decisión, en el sentido de incrementar su patrimonio y hacerlo a través de un crédito hipotecario”.

 

Eduardo Reyes MacDonald, director general adjunto de 
Crédito Hipotecario y Automotriz de Banorte.
Eduardo Reyes MacDonald, director general adjunto de Crédito Hipotecario y Automotriz de Banorte.

 

El panorama se presenta estable y no existen razones para asustarse por la volatilidad financiera. “Veo que el (potencial) temor ha sido favorable para aprovechar estas condiciones, capitalizarlas hoy que existen y no esperar a que en el corto, mediano o –sobre todo– largo plazo, pudiera haber ajustes”.

Consideró que los esquemas de crédito con tasas de interés fijas, ofrecen certidumbre a los demandantes de crédito.

“En la banca estamos más enfocados a atender a la vivienda media, media residencial y residencial plus, que son nichos de mercado muy estables que siguen creciendo y que es un mercado muy noble. Entonces creemos que el país va a seguir demandando financiamiento”.

 

El mercado presenta un rezago habitacional de 8,000,000 de viviendas.

 

Por otra parte, indicó que existe una demanda contenida; los datos estadísticos del mercado reflejan que hay un rezago habitacional de cerca de ocho millones de viviendas y que está proyectado que se revierta hasta el 2030. “Esto te habla que tenemos mercado para desarrollar por lo menos durante los próximos 15 años”.

Por lo tanto, para los desarrolladores éste es un tiempo óptimo, para los bancos seguir poniendo los mecanismos de individualizar y de salida a esas inversiones que hacen los desarrolladores.

El entrevistado afirma ver un mercado que sigue dinámico, que afortunadamente se siguen casando más mexicanos, desafortunadamente se siguen divorciando otros, hay necesidad de vivienda y el mercado sigue estando con ese dinamismo que ayuda mucho a que la economía marche mejor.

 

Banorte tendrá una derrama de 20,000 mdp.

 

 

Banca sana

 

La creciente colocación de crédito ha ido de la mano con un mercado sano, porque la banca en general -Banorte en particular- tiene muy buenos indicadores en los índices de cartera vencida.

“Para nosotros el primer mandato es tener un portafolio sano, hoy tenemos un portafolio que ronda los 90,000 millones de pesos (mdp) con un índice de cartera vencida del 1.51% a mayo, cuando tienes índices de cartera vencida del 3.5% en el mercado”.

Puntualizó que cuentan con un indicador de cartera vencida bajo, pero no han dejado de ser competitivos o agresivos en la colocación. “Derramamos más de 20,000 mdp en el mercado y lo hacemos tomando criterios prudenciales de riesgos cuidando la sanidad de nuestro portafolio”.

Tener una cartera sana implica varias cosas, entre ellas buscar siempre una selección positiva de riesgos, apuntó.

 

No existen razones para temer por la volatilidad financiera.

 


Texto:Eduardo Reyes MacDonald

Foto: Banorte