Luego de dos años en plena recesión, la industria de la construcción finalizó 2010 con señales claras de recuperación y se apresta a crecer en 2011 a un ritmo que podría ser similar e incluso superior al de la economía en su conjunto.

Un análisis sobre el sector elaborado por el servicio de estudios de BBVA Bancomer prevé que "la perspectiva para la industria de la construcción es de un crecimiento de 4.6 % en 2011, en el que la obra civil será la principal fuente de impulso con un crecimiento de 5.2 %. La edificación, por su parte, podría registrar un aumento de 4.2 %".Para la consultoría privada CAPEM, luego del estancamiento que presentó la industria de la construcción en 2010, con un crecimiento estimado de 0.2 %, para el presente año retomará la senda del crecimiento a un ritmo anual de 4.3 %.Para ambas instituciones, el desempeño de la industria de la construcción será por encima de la economía en su conjunto, considerando en cada caso sus propios pronósticos para la economía mexicana.

 

Planta industrial y pacífico. Tijuana.Morgue
Planta industrial y pacífico. Tijuana.Morgue


A pesar de su visión menos optimista, durante la segunda quincena de enero la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) ajustó al alza su expectativa de expansión para el sector, de 1.2 a 2.2 %, lo que permitiría recuperar entre 150 000 y 180 000 de los empleos perdidos durante el 2009. Este pronóstico va de la mano con un estimado de que la economía en su conjunto crecerá 3.5 %, que es un pronóstico bajo para el consenso del mercado.José Eduardo Correa Abreu, presidente de la CMIC, dijo que durante 2011 los proyectos privados significarán 60 %, destacando la vivienda y las carreteras concesionadas, en tanto la obra pública será de 40 %. También afirmó que se reactivarán alrededor de quinientas de las 1000 empresas que suspendieron o cerraron operaciones durante la etapa más fuerte de la crisis.

 

Señales de recuperación

 

Luego de ser uno de los principales motores de la actividad económica durante una buena parte de la década pasada, la industria de la construcción registró una profunda caída desde el último trimestre de 2008 y hasta julio de 2010.

De acuerdo con el análisis de BBVA Bancomer, "al cierre de 2010, la industria de la construcción mostraba ya señales claras de recuperación".

El crecimiento, medido en términos anuales, comenzó a registrarse desde el tercer trimestre. Al cierre de la presente edición, las cifras conocidas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) fueron a noviembre de 2010, donde la industria de la construcción creció 5.7 % a tasa anual. Este desempeño significó el cuarto incremento consecutivo, luego de alrededor de 21 meses continuos en plena recesión.

Por otra parte, "el empleo en la construcción, que en 2009 aportó 25 % de la pérdida en el ámbito nacional (105 000 de 440 000, en promedio anual), comenzó a repuntar (a tasa anual) desde el segundo trimestre de 2010, y para el tercero avanzaba más rápido que el resto de las actividades productivas. Otros indicadores, como las ventas de cemento, muestran igualmente una trayectoria clara de recuperación", señaló BBVA Bancomer.

 

"La perspectiva para la industria de la construcción es de un crecimiento de 4.6 % en 2011, en el que la obra civil será la principal fuente de impulso",  BBVA Bancomer

 

El análisis enfatiza sobre el sector que "su recuperación como es habitual es rezagada con respecto a la economía; aunque a diferencia de aquellos (otros ciclos recesivos), cuenta con mejores soportes para una salida vigorosa y sostenida. En particular, la vivienda desempeñará un papel clave, aunque no será lo único, ya que también por parte del sector privado la expansión de la demanda impulsará la edificación en oficinas, centros comerciales y plantas industriales. Asimismo, por parte del sector público el gasto en infraestructura seguirá aportando al crecimiento".

Los pronósticos de recuperación en el sector vivienda se fundamentan en cuatro variables: el alza del precio de los inmuebles, la estabilización de los inventarios, la recuperación del crédito puente y de la confianza del consumidor.

 

Planta Cementera Mascupana, Tabasco
Planta Cementera Mascupana, Tabasco

 

¿Pesimismo empresarial?

 


Sin embargo, para José Eduardo Correa Abreu, la industria todavía enfrentará la falta de confianza de los inversionistas, la dificultad para acceder a los financiamientos, la inseguridad y la situación inmobiliaria de Estados Unidos, que es en lo que fundamenta su visión pesimista.

Agregó que la banca privada y la de desarrollo, así como las Sociedades Financieras de Objeto Limitado (Sofoles), no han otorgado financiamiento a las constructoras, además de que no existen proyectos de largo plazo, mucho menos un consejo nacional de infraestructura. Por ello, aseguró que no hay condiciones para que se logren las metas del Programa Nacional de Infraestructura (PNI).

 

José Eduardo Correa Abreu, presidente de la CMIC, dijo que durante 2011 los proyectos privados significarán 60 %, destacando la vivienda y las carreteras concesionadas, en tanto la obra pública será de 40 %.

 

El líder de los constructores afirmó que la desconfianza de algunos inversionistas, la crisis por la que atraviesan algunos entes financieros y el subejercicio en la asignación de obras de algunas secretarías del gobierno federal fueron determinantes para el rezago de la industria de la construcción.

Correa Abreu cree que este año será de vital importancia por los recientes cambios que hizo el presidente Calderón en la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), Energía y Banobras. Argumentó que el hecho de haber ocupado esas posiciones con técnicos y no con políticos garantizará que se harán bien las cosas. Por ejemplo, facilitará la aprobación de los presupuestos "porque saben cómo registrar los proyectos para que la SHCP no los rechace".

Recordó que la mayor queja de la SCT antes de los cambios era que la Subsecretaría de Egresos de Hacienda no le registraba sus proyectos. "Ahora, creemos que Dionisio Pérez Jácome, entonces subsecretario de Hacienda y ahora titular de la SCT, no tendrá problemas sobre cómo registrar los proyectos para que Hacienda no los rechace", concluyó Correa Abreu.


Texto:Jesus Arias

Foto: IMGRES-AH,APASCO