La edificación de nuevos proyectos es un reflejo de que la actividad en el sector crece. Los corredores de Reforma, Lomas Palmas y Santa Fe, seguirán siendo los de mayor movimiento corporativo en la Ciudad de México.

El sector inmobiliario en el desarrollo de las oficinas va hacia un crecimiento muy bien apuntalado, ya que de acuerdo a las firmas de corretaje inmobiliario como Alles,  la expectativa es que este año se siga generando inversión inmobiliaria, así como una gran demanda de ocupación, ante las condiciones de estabilidad económica y confianza.

Desde luego hay que tomar en cuenta la madurez del sector, que también va acompañado de otros aspectos como lo es el crecimiento en ciudades maduras -por ejemplo la Ciudad de México-, que seguirán siendo un polo de atracción para nuevas inversiones. Se estima que el nivel de desarrollo y urbanización tendrá  un margen de crecimiento del 40% hacia el 2030, apuntan los Brokers.

Corredor Reforma presentará una transformación a la Ciudad de México
Corredor Reforma presentará una transformación a la Ciudad de México

Este año se edificarán en la Ciudad de México cerca de 900 mil m2 que ingresarán a un mercado estable y con demanda. Por tanto, los corredores Reforma Centro, Lomas Palmas y Santa Fe, seguirán siendo los de mayor movimiento corporativo.

Los especialistas del sector, saben que el mercado muestra una tendencia positiva marcada por nuevas construcciones de inmuebles que revitalizan el inventario y que estabilizan en consecuencia los precios.

La Ciudad de México, seguirá siendo un polo de atracción para nuevas inversiones; se estima que el nivel de desarrollo y urbanización tendrá un margen de crecimiento del 40% hacia el 2030.

Todo en un lugar

La recuperación también se ha medido por el surgimiento evidente de proyectos de usos mixtos, cuyos componentes buscan atender demandas específicas y competir en corredores con producto en operación. Por ende, resaltan los proyectos que buscarán ganar la batalla una vez que su operación concluya; tal es el caso de los desarrollos de Toreo, Mítikah y Miyana.

Si bien Santa Fe es la zona que por excelencia concentra el mayor número de construcciones, tiene el reto de colocarse y equilibrar los niveles de absorción y precios.

La ciudad de México, seguirá siendo un polo de atracción para nuevas inversiones; se estima que el nivel de desarrollo y urbanización tendrá un margen de crecimiento del 40% hacia el 2030

Son varios los grupos desarrolladores que lanzan apuestas de mayor tamaño buscando dar nuevos valores a los proyectos y posicionarlos en estándares diferentes de rentabilidad. Se trata de fórmulas de uso inmobiliario que no sólo generan landmark o que se hacen íconos de la zona donde se instalan, sino que nutren los ingresos y rentabilidad de sus diferentes componentes.

Con este objetivo se desarrollan los conceptos de Mítikah al sur de la ciudad, con el respaldo de Prudential Real Estate Investment (PREI) y liderado en su concepción y ejecución por IDEURBAN y Orb Desarrolladora, equipo que busca así consolidar un proyecto integral que represente a esa zona.

El cielo es el límite

Con la edificación de diferentes rascacielos y espacios corporativos en desarrollos de usos mixtos, se sientan las bases de la recuperación y consolidación del mercado inmobiliario de oficinas en la región más importante del país.

Por ello la edificación que actualmente se observa en los corredores de México, es prueba del momento que vive un sector que apuesta por mejores espacios con estrategias definidas, que permitan generar portafolios de rentas de mayor calidad.


Texto Claudia Olguin

Foto: TEN ARQUITECTOS, COLLIERS INTERNATIONAL, IMAGESHAK