Mérida es una ciudad única y segura, que ha sabido fusionar lo tradicional con la vanguardia. Cuenta con una ubicación privilegiada que invita a invertir y vivir en un lugar que ofrecerá gran calidad de vida.

Los cambios radicales serán en hotelería, salud, educación, moda, mercado inmobiliario –residencial, hotelero y corporativo– así como en el liderazgo y los medios de comunicación.

Se calcula que la reactivación de la operación, tan solo de las oficinas clase A de los corredores en la Ciudad de México, generaría 531 mil empleos e impulsará la recaudación de impuestos por nóminas y predial, además de reactivar el comercio y restaurantes en los alrededores de estos centros de trabajo. Asimismo, la asociación prevé que el regreso a la actividad podría detonar inversiones de más de 12 mil millones de dólares.

La oferta inmobiliaria va desde los 350 mil y hasta los 5 o 6 millones de pesos (mdp), con un inventario disponible de 237 proyectos entre desarrollos horizontales y verticales.

El proyecto más grande e importante de todo el país, 2,760 hectáreas.