Las iniciativas de reformas, para ser exitosas, deben ser consensuadas con los actores involucrados, con el objetivo de que todos sean beneficiados y no se pongan en riesgo las inversiones.

Cuando se presentan ciclos adversos que derivan en épocas de crisis, empresas, inversionistas e incluso personas físicas consideran la posibilidad de vender activos para enfrentar problemas de liquidez o solvencia. Todo esto genera que el mercado del Real Estate sea dominado por los compradores, por lo que hay que evaluar adecuadamente si se quiere vender un inmueble.

Desde hace algunos años, el sector inmobiliario inició la transición hacia lo digital −en buena parte acoplándose al comportamiento de consumo de nuevas generaciones−.

La emergencia sanitaria obligó a un porcentaje muy elevado de empresas a que sus empleados trabajaran desde sus casas. Desde entonces, se han generado una serie de mitos respecto al tema y mucho se especula sobre lo que sucederá en el futuro con el teletrabajo.