En este número:

 

Editorial

La crisis financiera de Estados Unidos ha pasado de una amenaza de desaceleración local a un temor recesivo mundial. Ello es generador natural de incertidumbre entre inversionistas, empresarios y población en general.

Derivado de ello, mucho se está especulando sobre la expectativa económica de México en general y el mercado inmobiliario en particular. A nosotros nos queda claro que no saldremos ilesos de ello, pero tampoco vamos a ser afectados como en las épocas de las crisis recurrentes cuando aplicaba la máxima de "cuando a Estados Unidos le da resfriado... a nosotros pulmonía".

La estabilidad macroeconómica que hoy tenemos, gestada a lo largo de los últimos tres sexenios, nos ha permitido sortear la desaceleración estadounidense desde el 2007 de una mejor manera. Por ejemplo, hemos crecido en 2008 menos que en 2007, ya lo habíamos anticipado desde principios de año, pero no caímos en recesión como en 2001.

Por otra parte, como cada año le dedicamos una edición y su portada al mercado inmobiliario corporativo. Además del análisis del ciclo de mercado, los precios, inventarios, absorción de mercado, diseño interior de oficinas y funcionalidad.

También nos ocupan los nuevos iconos corporativos, es decir, los nuevos proyectos que seguramente se volverán desarrollos que marcarán para siempre la gran urbe mexicana y sus grandes corredores de oficinas, tanto por su envergadura, su diseño arquitectónico como por su ubicación.

Grandes proyectos y grandes inversiones marcan hoy el firmamento inmobiliario corporativo, el cual está definido por los pocos espacios disponibles de edificios de la máxima calidad, es decir, por estar en la parte alta del ciclo.

Por otra parte, como una gran lección para México exploramos la experiencia China, que como parte fundamental del gran crecimiento que hoy experimenta tiene detrás una gran inversión en infraestructura que describimos.

Asimismo, un tema importante en materia inmobiliaria es el crecimiento de las ciudades medianas en México, su importancia y expectativas.

Dos temas de coyuntura es el estrés hipotecario que se vive, pero no tanto por el que está pagando un financiamiento mes con mes, sino por las bursatilizaciones de cartera que dado un incremento en la cartera vencida pueden entorpecer el futuro de éstas. El otro tema es la industria de la construcción, que en la primera mitad del año reportó un crecimiento muy pobre y obligó a corregir a la baja su pronóstico de crecimiento para 2008.

En nuestra sección de Home Design lo invitamos a disfrutar del prodigio de la iluminación arquitectónica, mientras que la tradicional sección de Arte nos ofrece a Remedios Varo, que el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México presenta una muestra que incluye obras inéditas.