Los submercados Polanco, Reforma y Santa Fe aportaron 55% de la superficie ocupada de todo el mercado de la Ciudad de México.

La contratación de espacio aumentó un 14% en el 1S21; en tanto, los alquileres están estables, aunque con presión a la baja.

Para 2022, la hiperautomatización de los procesos generará ingresos superiores a los 590 billones de dólares.

Durante el 1T19, se incorporaron 148 mil 748 m², lo que representa el 34% de todo el espacio que se agregó al inventario durante 2018.

El requerimiento de estos espacios creció en el primer trimestre de 2019 (1T19), en relación al mismo periodo del año pasado.