• 30 Septiembre 2015

    La arquitectura actual no necesariamente debe tender al modernismo, pues su virtud más pura es la atemporalidad.