Se trata de una plataforma angular de nombre Edge de 700 metros cuadrados, rodeada de 79 paneles de vidrio y con pisos de cristal.

El Ministerio de Cultura peruano emitió un comunicado, y reconoció el valor histórico del edificio por ser una arquitectura con nuevo lenguaje moderno.

El proyecto de la marca se centra en la construcción de inmuebles rentables, conectados a espacios compartidos.

La edificación, a inaugurarse en diciembre de este año, es una estructura de prisma horizontal con una esfera de cristal, loza y acero.