Solo el nueve por ciento de las viviendas son utilizadas como una garantía inmobiliaria para otorgar el acceso a un crédito de mejores plazos y tasas.

La plusvalía de Polanco presentó un decremento de 5.2% a diciembre de 2018.

Fue la sociedad de información financiera de Buró de crédito, quien lanzó dos herramientas para los otorgantes de créditos.

La mayoría de estas propiedades está tasada en dólares como mecanismo de cobertura de riesgo; evita la pérdida de riqueza por un débil tipo de cambio.

La decisión fue presentada pese a que la empresa había iniciado en noviembre pasado un proceso de liquidación voluntaria.