Los trabajos de remodelación iniciarán este 19 de agosto; con la intención de que puedan ser terminados el 31 de diciembre próximo.

Los proyectos de infraestructura fueron iniciados durante el gobierno interino de Puebla, entre los meses de Junio y Julio de 2019.

Un análisis de BSA The Software Alliance asegura que las megaobras requieren de una planeación con base en temas de seguridad digital y sistemas cibernéticos.

La Agencia de Seguridad Energética y Ambiental autorizó la construcción de la refinería pese a la denuncia de organismos ambientales.

Dentro de los análisis se encuentran: mecánica de suelo, resistividad, permisos, viabilidad legal, identificación de espacios de pernocta y determinación de servicios.