Predomina un mercado de demandantes por el exceso de inventario disponible, pero mejoró moderadamente la renta de espacios.

Los submercados Polanco, Reforma y Santa Fe aportaron 55% de la superficie ocupada de todo el mercado de la Ciudad de México.

La contratación de espacio aumentó un 14% en el 1S21; en tanto, los alquileres están estables, aunque con presión a la baja.

Para 2022, la hiperautomatización de los procesos generará ingresos superiores a los 590 billones de dólares.

Durante el 1T19, se incorporaron 148 mil 748 m², lo que representa el 34% de todo el espacio que se agregó al inventario durante 2018.