El nuevo inventario de oficinas en la Ciudad de México que se incorporará en 2018 será de alrededor de 840,000 m2, el cual representará un incremento porcentual del 14%, prevé un análisis de Solili.

El mercado de oficinas de la Ciudad de México no tendrá mayores bajas en sus precios de renta debido a que los desarrollos en construcción que se irán incorporando entre éste y los próximos dos años están en manos sólidas y los desarrolladores no están dispuestos a malbaratar su inversión.

El escenario de incertidumbre que planteó el año 2017 al mercado inmobiliario de oficinas por el riesgo de sobreoferta y luego de un primer trimestre sin actividad por el efecto Trump, no fueron obstáculos para tener un año récord en materia de comercialización de espacios que llegaron a cerca del medio millón de metros cuadrados.

A pesar de la incertidumbre económica y financiera que se observó en 2017, la demanda de espacios inmobiliarios está terminando el año con niveles muy cercanos al 2016.

Diversas desarrolladoras inmobiliarias están apostando al crecimiento del estado de Puebla y están realizando inversiones para ampliar la oferta de espacios industriales y de oficinas.