La demanda bruta por espacios de oficinas en la Ciudad de México (CDMX) en 2018 reportó una cifra histórica en 2018, superior el medio millón de metros cuadrados (m2) a pesar de la incertidumbre que se vivió tanto por factores externos como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, antes TLCAN ahora T-MEC, así como internos por las elecciones federales.

Los augurios de una sobre oferta de oficinas en la CDMX desde hace un par de años nos e ha materializado, por la consistente dinámica en la demanda del mercado.

Un análisis de CBRE indicó que “al cierre de 2018 la comercialización de espacios corporativos registró un nuevo récord histórico en términos de demanda bruta (582,000 m2) y neta (408,000 m2), ambas cifras superiores en 25 y 21% a las registradas en 2017”.

A pesar de los niveles récord de construcción de espacios de oficinas y la incorporación de 420,000 m2 de inventario a través de 19 nuevos edificios, la tasa de disponibilidad observó una pequeña corrección a la baja, al pasar de 15.68% al cierre de 2017 a 15.07% en 2018.

De acuerdo con la firma de corretaje, el año recién concluido finalizó con 1.6 millones de m2 en construcción integrado por 67 proyectos en desarrollo que se entregarán en los próximos seis años. Los corredores Insurgentes, Polanco y Santa Fe concentran el 69.5% de la actividad.

Por lo que respecta a los proyectos en fase de planeación, se reportó también una cifra histórica de 1.8 millones de m2, que es 14.3% superior a los observado al cierre de 2017.

A diciembre del año 2018, el inventario total de espacios de oficinas A/A+ en la Ciudad de México se ubicó en 6.4 millones de m2, lo que significó un incremento de 2.5% respecto al ciclo anual previo.

Para 2019 los expertos de CBRE prevén que “los niveles de construcción y nuevos proyectos mantenga estas cifras como parte de la reconversión de corredores y nuevos proyectos de la ciudad”.