La Secretaria de Energía asegura que el proyecto no corre peligro; argumenta que el terreno no ha sufrido incidente alguno, desde 1985.

Autoridades locales señalan que han sido más de 450 mil los hogares beneficiados por el uso de energías renovables.

Con un costo de 100 MDD, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes anunció el inicio de los trabajos de construcción entre San Diego y Tijuana.

La megaobra estaría siendo construída en una zona de alto riesgo, según la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente.

Asociaciones y cámaras reconocen que más de 150 compañías se han visto afectadas por la clausura de más de 250 obras en la Ciudad de México.