Especialistas señalan que este detenimiento está viviendo un punto álgido; aseguran que los empresarios se sienten inmovilizados. 

Las órdenes para frenar la construcción permanecerán vigentes hasta que decida si se concede o no protección constitucional; esto podría demorar hasta un año.

El predio del proyecto, que tendrá una superficie de 704.34 hectáreas, cuenta con un plazo de 60 días para su análisis.

Será hasta el 15 de julio cuando se aclaren las dudas de las 42 empresas interesadas en el contrato por la ingeniería básica de la mega obra.

A través de la Agencia de Cooperación Alemana, se puso en marcha un diplomado especializado en infraestructura sustentable en Sonora.