Ante una eventual elección extraordinaria para elegir gobernador en Puebla tras la muerte de Martha Erika Alonso, cuyo proceso llevaría hasta cinco meses, la construcción de nuevas viviendas en la entidad podría sufrir una baja mientras no se defina al ganador para trabajar conjuntamente.

Debido al bono demográfico, en México se está enfrentando el ciclo de mayor demanda de vivienda en la historia del país y, para atenderlo, los desarrolladores de vivienda a lo largo del país han mantenido la inversión en la construcción de vivienda.

La falta de presupuesto para el año 2019, que se presentará hasta el 15 de diciembre y probablemente se aprobará hasta el cierre del año, tiene en medio de la incertidumbre a desarrolladoras de vivienda por no saber cuántos recursos se destinarán a vivienda con subsidio.

El auge desarrollador de vivienda en los últimos años provocó que hubiera una sobreoferta en segmentos residenciales como el premium y residencial, ejemplo de ello es que durante 2018 se edificaron 28,000 unidades, 6,000 más que las proyectadas, pero el mercado sólo absorbió 21,000 unidades.

La inversión en construcción presentó en los tres primeros trimestre de 2018 un crecimiento a tasa anual de 0.5%, en el noveno mes en particular retrocedió -1.4% a tasa anual, revelaron cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).