Las mutaciones en esta variante son preocupantes y por lo que nos hemos movido lo más rápido posible para abordarla, destacó Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna. 

1 No me gusta0

Moderna, la empresa de biotecnología pionera en vacunas de ARN mensajero (ARNm), anunció actualizaciones en su estrategia para abordar las variantes de SARS-CoV-2 que han generado preocupación mundial, como la aparición de la variante B.1.1.529 (ómicron).

“La variante Ómicron incluye mutaciones observadas en la variante Delta que se cree que aumentan la transmisibilidad y mutaciones observadas en las variantes Beta y Delta que se cree que promueven el escape inmunológico. La combinación de mutaciones representa un riesgo potencial significativo para acelerar la disminución de la inmunidad natural e inducida por vacunas”. 

La empresa dijo que una dosis de refuerzo de una vacuna autorizada representa la única estrategia para aumentar la inmunidad menguante y en ese sentido, “está trabajando rápidamente para probar la capacidad de la dosis de vacuna actual para neutralizar la variante Omicron y se esperan datos en las próximas semanas”.

Destacó que la dosis de 100 µg de ARNm-1273 también ha sido estudiada recientemente por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en los EU, que “ha dado como resultado los títulos de neutralización más altos contra cepas anteriores de SARS-CoV-2”. 

Destacó que en las últimas horas, “está estudiando dos candidatos (…) el primero candidato (ARNm-1273.211) incluye varias mutaciones presentes en la variante ómicron que también estaban presentes en la variante Beta de interés (…) Un segundo candidato multivalente (mRNA-1273.213) incluye muchas de las mutaciones presentes en la variante ómicron (…) y también planea explorar el nivel de dosis de 50 µg en aproximadamente 584 participantes”. 

Más refuerzos de manera diversificada

Moderna ampliará rápidamente las pruebas de sueros de estudios de refuerzo multivalentes completados y en curso para determinar si estos candidatos multivalentes pueden proporcionar una protección neutralizante superior contra ómicron.

“Hemos dicho que mientras buscamos derrotar la pandemia, es imperativo que seamos proactivos a medida que evoluciona el virus. Las mutaciones en la variante ómicron son preocupantes y durante varios días nos hemos movido lo más rápido posible para ejecutar nuestra estrategia para abordar esta variante”, dijo Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna. 

Finalizó afirmando que ese firma trabaja ya en tres líneas de defensa en paralelo: con una dosis más alta de ARNm-1273 (100 µg), segundo, ya estamos estudiando dos candidatos de refuerzo multivalente (…) que han surgido en la variante ómicron y se esperan datos en las próximas semanas, y en tercer lugar, estamos avanzando rápidamente en un candidato de refuerzo específico de ómicron (ARNm-1273.529)".