El diseñador creó un set de piezas que permitirán compartir una cena socialmente distante en las calles de la ciudad de Nueva York.

0 No me gusta0

David Rockwell y su estudio homónimo, Rockwell Group, desarrollaron una forma de extender los restaurantes ya existentes a los pavimentos circundantes y las calles cercanas para que puedan reabrir de forma segura en medio de la pandemia de Covid-19.

El kit está conformado por cuatro elementos: Una mesa de comedor, una estación de saneamiento, paneles de madera para cubrir el pavimento y cercas cubiertas de plantas. Estos se complementarán con detalles de iluminación, sombrillas, ventiladores y bancos de macetas; de esta forma, se espera, el restaurante existente esté limitado a los empleados.

El equipo señaló: “Nuestra esperanza es que podamos crear una plantilla que sea adaptable para diferentes ubicaciones y entornos de aceras y calles, y que sea rentable para los propietarios de la ciudad y los restaurantes, además de que proporcione ingresos potenciales para compensar los costos”.

Los bares y restaurantes de Nueva York han estado cerrados al público desde el pasado 22 de marzo como parte de contener los contagios por Coronavirus. Si bien los espacios interiores significan que las personas pasan mucho tiempo cerca, Rockwell consideró que las comidas al aire libre podrían contribuir y ofrecer una forma segura de cenar, a medida que las medidas de confinamiento empiecen a disminuir.

Actualmente, el grupo ya se encuentra trabajando con operadores restauranteros y miembros activos del negocio de la ciudad para desarrollar el concepto. Algunas propuestas incluyen nueve cabinas cubiertas y mesas con estaciones de saneamiento para que los empleados puedan lavarse las manos regularmente.