El Fondo Monetario Internacional (FMI) exhortó hoy aquí a la comunidad internacional a crear un nuevo orden mundial para los mercados financieros y demandó directamente a los gobiernos mantenerse firmes para realizar las reformas
320 No me gusta25
Por Notimex BERLÍN.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) exhortó hoy aquí a la comunidad internacional a crear un nuevo orden mundial para los mercados financieros y demandó directamente a los gobiernos mantenerse firmes para realizar las reformas. El director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, expresó su esperanza que en la próxima cumbre financiera mundial del Grupo de los Veinte (G-20), que se efectuará a fines de septiembre en Pittsburgh, se logren importantes progresos. Criticó que hasta el momento "no ha sucedido nada", igual que lo hizo el presidente del Banco Central Alemán (Bundesbank), Axel Weber, quien advirtió en contra de que se ponga fin de manera prematura a los programas anticrisis. Manifestó que eso podría asfixiar el naciente repunte económico, y puso énfasis en que el desempleo va a seguir aumentando como consecuencia de la crisis. En el evento, el presidente del Bundebank declaró que nunca es demasiado temprano para empezar a discutir los escenarios para poner fin a los programas anti-crisis. Puso de manifiesto que actualmente no es el momento correcto para llevar a cabo esas medidas. De acuerdo con Strauss-Kahn, la economía mundial se está recuperando, pero señaló que todo parece indicar que ese repunte será relativamente lento. Advirtió que un fuerte aumento del desempleo podría desatar una tercera crisis en el terreno social y en el marco de la crisis financiera. Strauss-Kahn dijo que el FMI mantiene hasta el momento sin cambios sus pronósticos sobre la coyuntura económica mundial. "El riesgo sigue siendo que se produzca un repunte sin la creación de empleos", declaró Strauss-Kahn. Y con base a eso, los gobiernos deben ser cautelosos en sus decisiones de llevar a su término los millonarios programas de ayuda. Expresó el punto de vista de que esa decisión se debe tomar cuando haya indicios de que el repunte se ha estabilizado y de que el desempleo está disminuyendo. Reconoció, sin embargo, que es correcto que ya se empiecen a desarrollar en forma conceptual los posibles escenarios de cómo se retirarán los gobiernos de los programas de ayuda. Strauss-Kahn advirtió en el evento del Bundesbank que el sector financiero internacional no puede seguir actuando como hasta ahora. Ese sector no puede regresar a "los negocios como siempre" porque de esa manera se impedirán avances en relación a la crisis. Manifestó que en los balances de los bancos ya pueden empezar a ser nuevamente acogidos los llamados créditos podridos, que se tratan de créditos vencidos sin muchas posibilidades de recuperarlos. Dijo que existe el serio peligro de que los riesgos se desarrollen de tal forma que vuelvan a producir un incendio que abarquen a toda la economía en su conjunto. Strauss-Kahn exhortó al mismo tiempo a los bancos centrales a defender su independencia ya que la presión de los gobiernos podría aumentar, debido a la inmensa deuda pública y a la tentación de disminuirla por medio de la inflación. Respecto al debate sobre el futuro del dólar, como divisa dirigente a nivel mundial, el director del FMI afirmó que el dólar resultó fortalecido durante la crisis y que actualmente no tiene en realidad competidores, por lo que sigue siendo el puerto seguro por excelencia. Indicó que, sin embargo, las transformaciones en la estructura del sistema monetario mundial sólo tendrán lugar a largo plazo, a penas en las próximas décadas. Estimó que el valor y el papel del dólar no van a tambalearse a corto plazo. El comentario también aludió a los esfuerzos de China para obtener la primacía monetaria.