El tren rápido México-Querétaro requiere una inversión de 42 mil 500 millones de pesos y las obras en Querétaro comenzarán en 2017, informó el secretario de Gobierno estatal, Jorge López Portillo Tostado.

179 No me gusta33

El funcionario destacó que la zona más viable para la instalación de la terminal es Calesa, a unos metros de los históricos Arcos de Querétaro.

"A partir del escenario de seis puntos virtuales para la ubicación de la terminal que será construida hasta 2017, entre todas ellas y las valoraciones cuantitativas y cualitativas que se hicieron, la opción que contempla esta zona alta de Calesa es el punto más viable para una terminal que se va a construir en tres años", mencionó el funcionario.

Dicha obra contempla la construcción de tres mil 500 cajones de estacionamiento, un sólo andén e infraestructura troncal para asimilar la presión vehicular, agregó el subsecretario.

 

 {socialbuttons}