Esto, debido a la reducción de la movilidad de las personas, que bajó hasta un 80% a causa de la pandemia.

1 No me gusta0

La pandemia derivada del Covid-19 puso en riesgo la viabilidad financiera de los sistemas de transporte públicos urbanos de América Latina (AL), debido a que la reducción de la movilidad de las personas bajó hasta un 80%, además de sus ingresos, señaló el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

El ente refirió que “la viabilidad financiera es un problema que, más allá de la estrategia seguida por los países respecto de la recuperabilidad de los costos, se ve afectada por las restricciones que enfrentan los gobiernos para aportar recursos adicionales”.

En ‘El impacto de la digitalización para reducir brechas y mejorar los servicios de infraestructura’, CAF especificó que en abril de 2020 la movilidad cayó entre 40 y 80%, dependiendo del país y la actividad, y aún no ha vuelto a la normalidad pese a una mejora por el paso del tiempo y las estrategias locales.

Así, los países implementaron medidas de aislamiento, distanciamiento y bioseguridad que protegieran a los usuarios y los operadores del transporte público, fijaron límites sobre la ocupación en los sistemas de transporte y favorecieron a ciertos grupos de pasajeros e incentivaron la micromovilidad, como la bicicleta.

“Estos cambios afectaron el desempeño del servicio de transporte masivo, poniendo en riesgo su viabilidad financiera y abriendo un nuevo capítulo sobre esta dimensión dentro del modelo de movilidad sustentable en la región y el mundo”, señaló CAF.

La empresa Steer Group en Colombia agregó, de acuerdo con una publicación de Milenio, que los sistemas de transporte que dependen de los ingresos por la movilidad de las personas como los subsidiados tuvieron aprietos financieros, que pusieron en duda cómo deben financiarse y operarse.

CAF afirmó que es importante evaluar qué calidad puede alcanzarse con la oferta existente, qué aumentos de oferta son necesarios para lograr distintas metas de calidad, nuevas condiciones que deberían aplicar a proveedores del servicio y sus implicancias para su costo y sus instrumentos de financiación.