El presidente de Cemex, Lorenzo Zambrano Treviño, afirmó hoy que prevén un muy buen año en sus operaciones en México, impulsados por los programas anticíclicos del gobierno federal, por lo que descartó que el corporativo vaya a ser rescatado por el gobierno mexicano
326 No me gusta12
Por Notimex MONTERREY,.- El presidente de Cemex, Lorenzo Zambrano Treviño, afirmó hoy que prevén un muy buen año en sus operaciones en México, impulsados por los programas anticíclicos del gobierno federal, por lo que descartó que el corporativo vaya a ser rescatado por el gobierno mexicano. En rueda de prensa previa a la Asamblea Anual con Accionistas celebrada en esta cuidad, aclaró que la tercera cementera a nivel global no será rescatada por el gobierno mexicano ni por algún otro gobierno extranjero, a pesar de los resultados adversos en sus operaciones mundiales. Manifestó que la empresa está "optimista porque en México, ahora nuestro principal mercado, vemos una contracción de la demanda muy pequeña del 5%, tanto en cemento como en concreto". Resaltó que "los programas de gobierno anticíclicos están funcionando; tenemos proyectos que ya están en construcción o que están ya asignados que nos permiten prever un muy buen año para México como unidad de negocios". En este sentido, Zambrano Treviño reiteró "nadie nos está rescatando, estamos realmente muy ocupados en adaptar a Cemex al entorno económico actual". Planteó que entre las principales metas corporativas para 2009 "la única situación que se debe mejorar y que vamos a mejorar es el perfil de vencimiento de la deuda". "Podemos pagar los intereses, podemos seguir de nuevo cubriendo nuestras obligaciones y lo estamos haciendo. Por eso creo que las pláticas con los bancos han sido hasta ahora y espero que con realismo, sigan siendo como hasta ahora muy constructivas", señaló. Zambrano Treviño estimó que este año la empresa reportará ahorros por unos 900 millones de dólares mediante procesos de eficiencia en todas sus operaciones. También informó que a la fecha la venta de activos en Islas Canarias, Hungría y Austria ascienden a 700 millones de dólares, de un total de dos mil millones de dólares programados para este año. El directivo dijo asimismo que Cemex continuará con la venta de activos, como plantas y terrenos, en aquellos países en donde sus ingresos vayan en caída en los próximos meses. Refirió que durante el año previo reajustaron unos siete mil 100 empleados de sus plantas en el mundo y este 2009 podrían realizarse recortes adicionales ante el impacto de la coyuntura financiera global.