El origen de las importaciones del país norteamericano mantiene a México en el segundo lugar con el 14%.

235 No me gusta28

El crecimiento del mercado inmobiliario en Latinoamérica se encuentra en una constante alta debido a las empresas locales como transnacionales observan interesantes oportunidades de negocio en la región.

De acuerdo al Observatorio de Complejidad Económica (OEC), al cierre del segundo trimestre del 2019, el inventario de oficinas reportó cerca de 24 millones de metros cuadrados clase A; mientras que, en el caso industrial fue de más de 41 millones de metros cuadrados.

Asimismo, la OEC asegura que el principal destino de las exportaciones de EEUU (15%) es México por una cantidad de 182 mil millones de dólares. Las exportaciones a Sudamérica representan 5.5% del total, en los que destacan Brasil (1.6%), Colombia (0.93%), Chile (0.92%) y Perú (0.62%).

En ese mismo orden, el origen de las importaciones del país norteamericano mantiene a México en el segundo lugar con el 14%  lo que equivale a 307 mil millones de dólares y a Sudamérica con el 3.6%.

De acuerdo a los datos compartidos por la organización, estos vínculos tienen amplios márgenes de mejora por diversos factores entre los cuales se encuentra el geográfico, ya que Latinoamérica se ubica entre 6 husos horarios principales y coincide con los 4 que se emplean en Estados Unidos.

Además a los vínculos geográficos, los principales productos de exportación que pueden sumarse a las cadenas de producción estadounidense y crear valor agregado son los países como México, son autos y autopartes, Brasil; tecnología de la información, soya y acero, Colombia; petróleo y carbón, Chile; cobre, o Perú; cobre y oro.

En la parte de tamaño de inventario clase A, la Ciudad de México posee un volumen industrial similar al de San Antonio, Texas, teniendo la capital mexicana  8 veces más la población que la ciudad texana, pero mantiene niveles de proyectos en construcción similares y un precio de renta promedio 2% más bajo.

El estudio detalla que si se realiza la misma comparación en el caso del mercado de oficinas, CDMX es equivalente a Detroit, Michigan, presentando esta última la quinta parte en población, la tercera parte de proyectos en construcción, una tasa de disponibilidad similar y un precio de renta inferior.

Otras comparaciones interesantes que realizan en el texto son la de Monterrey, México con Columbia, Carolina del Sur en el mercado industrial.

Estas cuatro ciudades poseen inventarios muy similares pero mayor disponibilidad y precios de renta por parte de la ciudad mexicana.