Cuando Inditex la compró en 1991, sus franquicias ya se extendían por España y Amancio Ortega buscaba un cambio de imagen afín a ropa con calidad, pero no de bajo precio.

8 No me gusta8

Uno de los segmentos más importantes de Inditex, es Massimo Dutti, que para el segmento retail significa ser una marca con identidad propia con enfoque masculino, raíces catalanas y colecciones alejadas del fast fashion.

Durante años, la marca tuvo un crecimiento constante. En 2019, antes que la pandemia irrumpiera, alcanzó los 2,300 millones de dólares (mdd) de facturación.

Sin embargo, la crisis sanitaria en 2020 recortó sus ingresos 37% para llegar a los 1,387 millones de dólares de caída, que fue la mayor contracción del grupo Inditex.

La marca que nació en Barcelona en 1985, solo vendía camisas de caballero de dos o tres modelos diferentes, aunque con variaciones de tejido y color, pero que llegaron a gustar a El Corte Inglés.

Más calidad que bajo precio

Cuando Inditex la adquirió en 1991, sus franquicias ya estaban en gran parte de España y el grupo de Amancio Ortega buscaba impulsar un cambio de imagen que le identificase con ropa de más calidad y no de bajo precio.

Ahora, en 2021, Massimo Dutti facturó 333.1 mdd y se coloca como la tercera cadena por ingresos, solo por detrás de Zara y Bershka, con un crecimiento de 13% al romper la barrera de los 1,000 millones de dólares, con 654 puntos de venta, lo que supone 74 menos tiendas, desde las 780 que alcanzó en 2017.

Parte de su éxito radica en que para sus campañas, recurre a referentes del mundo de la moda como la top model británica Poppy Delevingne, aunque Kate Middleton o a la reina Letizia usa prendas de la marca.

Desde el 2000, la dirige Jorge Pérez Marcote, hermano de Flora López —esposa de Amancio Ortega— y del director de Zara, quien es uno de los hombres de la máxima confianza de Ortega.

Muestra de lo anterior es que su abrigo vintage de 1,000 euros ha vuelto, y sobre todo, que ya es tendencia.  

Con información de Business Insider y Glamour.