La Sociedad Canadiense de Hipotecas y Vivienda estimó que acorde a las cifras la construcción de viviendas -casas y apartamentos- alcanzará este año las 212 mil 200 unidades y en 2009 ese número bajará a 178 mil unidades
235 No me gusta9
Por Notimex MONTREAL.- La construcción de casas y departamentos en Canadá registró en noviembre una baja de 19 por ciento respecto a octubre pasado, indicó hoy la Sociedad Canadiense de Hipotecas y Vivienda (SCHV). La sociedad estatal estimó que acorde a las cifras la construcción de viviendas -casas y apartamentos- alcanzará este año las 212 mil 200 unidades y en 2009 ese número bajará a 178 mil unidades. Para el economista Bob Dugan de la SCHV se asiste a una baja gradual de la demanda que había crecido mucho en los primeros años de la década y apuntó que ahora se está frente a "una nueva realidad" en el mercado residencial. En cuanto a noviembre, y respecto al mes anterior, hubo una baja de 21.6 por ciento en el inicio de construcciones en medios urbanos, para un total de 144 mil 800 unidades en términos anuales. Este bajón fue compensado por un incremento fuera de las zonas urbanas, para un descenso total de 19 por ciento. La gráfica de la SCHV indica que una tendencia bajista en la construcción residencial comenzó a mediados de este año y que en noviembre registró su mayor caída. Para los economistas del sector bancario canadiense, como Charmaine Buskas del Toronto-Dominion Bank, la baja de noviembre es muy superior a las previsiones. Robert Kavcic, economista del Royal Bank of Canadá, opinó que las cifras de noviembre confirman el anticipado declive en el sector de los condominios para 2009, por una demanda que se está disipando en un contexto de dificultades para obtener crédito hipotecario. Para la economista Buskas el declive del mercado residencial canadiense es una "corrección ordenada" y no tiene nada que ver con "la dinámica del mercado residencial en Estados Unidos". El debilitamiento del mercado laboral, que quedó patente con la pérdida de 71 mil empleos en noviembre, es un factor que incidirá en la contracción del mercado residencial, según los especialistas. Los plazos de ventas de casas nuevas y usadas están aumentando rápidamente, lo que -según agentes inmobiliarios- significa que la demanda se achicó, que se está en un "mercado de compradores" y que los precios de las casas seguirán bajando en 2009.