|  

El crecimiento del mercado inmobiliario en 2012 baticina una atmósfera de estabilidad gracias a recursos frescos de largo plazo. Se realizan nuevas inversiones que se adaptan a los cambios venideros y potencian un aumento dinámico en el sector, tanto en desarrollos corporativos como residenciales.

Tras la recuperación, producto de la crisis financiera global, el sector inmobiliario espera la llegada de un 2012 al que, en términos generales, depara una menor dinámica debido al proceso electoral de julio próximo.

El sector de la vivienda tuvo a lo largo del presente sexenio fuertes contrastes, por una parte cifras récord en cuanto a los créditos otorgados pese a la crisis de 2009, pero en lo individual las acciones de las empresas que cotizan en bolsa experimentaron un año completamente adverso.

La situación que llevó al mundo a la crisis inmobiliaria de 2007, no tuvo una solución definitiva. Las reformas que pretendieron resolver las dificultades del sector de los bienes raíces en el aún mercado más importante del mundo, no han sido suficientes.

A pesar de los pronósticos positivos, la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de Estados Unidos explicó que cerca de 33 por ciento de los contratos pendientes fueron cancelados.