Posterior a 1o minutos de ingravidez, la cápsula de Blue Origin descendió en caída libre antes de desplegar tres paracaídas y aterrizar en el desierto tras el increíble vuelo.

1 No me gusta0

Este martes, el fundador de Amazon y Blue Origin, Jeff Bezos, emprendió su primer vuelo tripulado al espacio a bordo de su nave New Shepard.

La nave, construida por Blue Origin, fue diseñada para servir al naciente mercado del turismo espacial. El despegue fue a las 08:12 horas locales desde un centro privado de lanzamiento cerca de Van Horn, Texas, saliendo a la órbita terrestre alcanzando 106 km de altura.

Con el vuelo, la nave de Bezos cruzó la llamada línea Kármán, reconocida como la frontera del espacio, ubicada a 100 km de altura.

"La cápsula alcanzó punto más alto. Nuestra tripulación está observando impactantes vistas de la Tierra por encima de la línea Kármán", tuiteó Blue Origin este martes.

Sin embargo, hace unos días, el multimillonario británico Richard Branson, dueño de Virgin Group, salió a las puertas del espacio a bordo de su cohete Unity, con el que alcanzó una altura de 85 km, Blue Origin tuiteó un mensaje que podía interpretarse como una crítica al su rival: "New Shepard fue diseñada para volar por encima de la línea de Kármán (...)", escribió un par de días antes del vuelo de Unity.

Cabe señalar que la Federación Aeronáutica Internacional (FAI), que registra los récords aeronáuticos y astronáuticos, reconoce la línea Kármán como el límite entre la atmósfera terrestre y el espacio.

La tripulación que acompañó a Bezos pudo experimentar cuatro minutos de ingravidez mientras admiraban la curva de la Tierra y el negro del resto del universo desde las ventanas de la nave.

Posterior a sus minutos de ingravidez, la cápsula de Blue Origin descendió en caída libre antes de desplegar tres paracaídas para aterrizar en el desierto tras el vuelo que duró aproximadamente 10 minutos.

Según la transmisión en directo que realizó la compañía Blue Origin, el compartimiento restante de la nave descendió antes de disparar un retropropulsor, lanzando una nube de arena mientras aterrizaba suavemente.

Con información de la BBC y UNOTV.