De existir menos restricciones de movilidad, volverían las agendas de ocio y cultura a las ciudades, y el turismo religioso.

3 No me gusta0

El 2022 será un año clave para el turismo de cualquier país, tanto en sus mercados nacionales como en los internacionales, pues existirían menos restricciones de movilidad y avanzaría aún más la vacunación.

Incluso, el próximo año el turismo alcanzaría los niveles de 2019, en donde se consideraría el regreso de los profesionales de la industria, de las agendas de ocio y cultura a las ciudades y hasta del turismo religioso.

Para CESAE Business & Tourism School el escenario postpandemia deja viajeros con mayor percepción del riesgo y muestra una preocupación por las condiciones de seguridad e higiene en hoteles y transporte. 

También señala que despunta un perfil incipiente de cliente que, tras tanta negatividad, encara la experiencia turística con una actitud totalmente positiva y abierta.

En el informe ‘El Futuro del turismo: tendencias y retos para 2022’, los expertos del centro de estudios de negocio y turismo añaden, claves que determinarán el sector turístico en el 2022:

  1. El resurgir del turismo MICE. Los viajes de reuniones, incentivos, conferencias y eventos volverán con cambios y, sobre todo, con aquellos que los empresarios harán en este segmento; se prevé que los congresos alcancen cifras prepandemia.
  1. Clientes exigentes y asertivos. Se verá a un consumidor turístico más conservador y cauteloso en todas las fases del viaje, fruto de un entorno plagado de restricciones, requisitos y medidas sanitarias que han condicionado totalmente la forma en que viajamos y disfrutamos del ocio.
  1. Concentración de grupos turísticos. Las agencias de viajes viven una etapa de concentración, por lo que las alianzas y fusiones que se pusieron en marcha en el 2021 tomarán forma en el 2022, con operadores turísticos más fuertes y adaptados al nuevo entorno.
  1. Vuelta del ocio y la cultura en las ciudades. Los viajeros disfrutarán nuevamente de todas las citas culturales y de ocio que suspendieron o restringieron por tanto tiempo. Una oportunidad para el turismo urbano que, además, estará en el foco de los planes territoriales de sostenibilidad turística.
  1. Eco-sostenibilidad. Este elemento se aceleró con la pandemia; la implementación de medidas eco-friendly para beneficiar al medio ambiente y atraer la demanda de los viajeros sostenibles se extenderá a todo el sector, que asistirá a un debate interno sobre el equilibrio de su actividad.

Un extra:

Nuevas oportunidades de inversión. Grupos de inversión inmobiliaria, gestoras de fondos, capital riesgo y también los propios grupos turísticos aprovecharán las múltiples ocasiones para tener una participación en los viajes, el transporte y la hotelería en el próximo año.