Los legisladores determinan que los turistas, estarán obligados a dejar de contaminar con residuos y bloqueadores solares las playas, mares y ríos que visitan.

A fin de cuidar y conservar el medio ambiente de los sitios turísticos, mares, ríos y playas de México, las Comisiones Unidas de Turismo y la de Estudios Legislativos, Segunda, analizan un proyecto de reforma a los artículos 2, 3, 4, 7, 9, 58 y 62 de la Ley General de Turismo. 

En la exposición de motivos se explica que mediante programas educativos y culturales, se debe propiciar el equilibrio ecológico, y uso sustentable de la biodiversidad, fortaleciendo la resiliencia de los sistemas ecológicos y socioecológicos en sitios turísticos.

La idea es que se establezcan más obligaciones para el Estado, en sus tres niveles de gobierno y para los ciudadanos, indicó el Senado de la República en un comunicado. También se deberá prevenir riesgos por amenazas climáticas, crear medidas para mitigar las emisiones de gases efecto invernadero, y la implementación de medidas para la adaptación ante los efectos del cambio climático.

Los legisladores determinan que los turistas, estarán obligados a dejar de contaminar con residuos y bloqueadores solares las playas, mares y ríos que visitan; y no podrán maltratar los elementos naturales e históricos de los sitios a los que asistan.

Y a través del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, se deberán promover y fomentar los proyectos y actividades turísticas surgidas de las comunidades indígenas para sus territorios, preferentemente en actividad económica no extractiva, conservación de ecosistemas y de paisajes bioculturales, se indicó.