Fue la hija de Joaquín Guzmán Loera quien lanzó la colección, durante la exposición de la industria del vestido, IM Intermoda, en Guadalajara.

13 No me gusta9

En el marco de la exposición de la industria de vestido, IM Intermoda, que se realiza año con año en la Ciudad de Guadalajara, Alejandrina Guzmán Salazar, hija de Joaquín Guzmán Loera, presentó su nueva línea de ropa ‘El Chapo 701’.

Manufacturado por presidiarios y exconvictos de la cárcel de Puente Grande, la firma ofrece desde cinturones y carteras, hasta sudaderas, pantalones y otros artículos; la mayoría con el número ‘701’, estampado en honor al puesto que, en 2009, la revista Forbes otorgó al narcotraficante dentro de su lista de los más ricos del mundo diez años atrás.

Gilberto de Anda, quien se presentó como vocero y abogado de la firma, aseguró que las ganancias obtenidas por la venta de las prendas están destinadas a ayudar a personas en reclusorios y gente en proceso de desintoxicación.

Actualmente, los productos son vendidos vía online dentro de su página oficial. Aunque, además, ofrecen licencias de ventas –que van de los 700 a los 15 mil pesos– para los interesados en comercializar los productos. El 24 y 25 de septiembre, la marca se presentará en la Ciudad de México en Expo Licencias.

“Buscamos producto en México para comercializar con la idea de que podamos vender productos hechos por mexicanos y que la ganancia se quede en México”, aseguró de Anda.

Recapturado en 2014, luego de su primer escape en 2001 de Puente Grande, Joaquín Guzmán Loera protagonizó un nuevo escape de un penal de máxima seguridad. Finalmente fue detenido en enero 2016 para ser extraditado a los Estados Unidos. El día de hoy, un juez federal de distrito le dictó una sentencia de cadena perpetua más 30 años.