Del 14 al 20 de septiembre no se reanudarán actividades, pero se permitirá a los gimnasios de las diferentes alcaldías realizar clases al aire libre.

1 No me gusta0

Si bien las hospitalizaciones por el COVID-19 han presentado una estabilidad por casi tres semanas en el Valle de México, y se redujeron los ingresos diarios en comparación a junio, no es suficiente para que la Ciudad de México pase al color amarillo del Semáforo de riesgo epidemiológico ante este virus, por lo que estará una semana más en color naranja con alerta.

“En realidad tenemos ya tres semanas de estabilidad en la hospitalización; son 107 hospitales que se monitorean todos los días. Estamos por debajo del promedio de junio. En junio, 387 personas que entraban a hospitales y hoy tenemos 244 en promedio en todo septiembre", dijo Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno de la capital del país.

En videoconferencia de prensa, la mandataria dijo que del 14 al 20 de septiembre no se reanudarán actividades; sin embargo, anunció que se permitirá a los gimnasios realizar clases al aire libre. "Con los gimnasios se están abriendo espacios al aire libre para que puedan dar clases, principalmente de cardio. Ya hablamos con los alcaldes para asignar espacios", dijo la mandataria.

Con cifras actualizadas al 10 de septiembre, de la Secretaría de Salud federal, la Ciudad de México (CDMX) presentó un acumulado de 108 mil 584 contagios y 11 mil 103 decesos acumulados por el nuevo Coronavirus. En la alcaldía Iztapalapa sumaron 16 mil 024 casos positivos, mientras que en la Gustavo A. Madero, hay 13 mil 148.

CDMX alista participación en ensayo clínico COVID-19

En colaboración con diversas instituciones nacionales e internacionales, CDMX participará en un protocolo científico de investigación, para un tratamiento que atenderá a cerca de 360 pacientes con COVID-19, con síntomas de leves a moderados; y se prevé que durará al menos seis meses.

El protocolo comenzará el 14 de septiembre e incluye dos fármacos que serán aplicados a las personas en su domicilio. “Ninguno de los fármacos tiene efectos tóxicos secundarios, es decir, no hay riesgo, además se hace con un consentimiento informado", afirmaron autoridades capitalinas.